un Reencuentro, el destino nos une

Este foro está cerrado y no puedes publicar, responder o editar temas   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 29.08.11 14:14

hola hola soy yo cone otra vez saven pues en vista que mis dos fis a tenido acetación decidi publicar otro este lo tenia en otro lugar y lo hice parcial mene con una amiga pero ella me quiso robar el credito a si que nunca lo terminamos y yo decidi que lo terminaria espero que les guste siempre mis personajes centrales son serena y darien :><: :><: aqui les dejo el cap 1
[center] EL REGRESO

Sentado en una mesa ubicada en la esquina de un local llamado "Crown" tomándose un café con un periódico de la ciudad en la mano, pero con la mirada perdida viendo como la gente pasaba por la ventana que estaba ubicada justo al lado del, se encontraba un

Sentado en una mesa ubicada en la esquina de un local llamado "Crown" tomándose un café con un periódico de la ciudad en la mano, pero con la mirada perdida viendo como la gente pasaba por la ventana que estaba ubicada justo al lado del, se encontraba un joven alto, aproximadamente de 1.90 de ojos azul noche, pelo negro, vestido con pantalones negros y camisa blanca, bastante guapo y bien formado por cierto, con la mirada triste, recordando lo que algunos años atrás, mas bien hace casi dos años, había ocurrido en aquella ciudad, ciudad a la cual dolido juró no volver a pisar.

Flash Back

Darien amor… - una dulce voz se escucho a lo lejos.

¿Serena que ocurre? – respondió el joven a la hermosa mujer que se dirigía hacia el.

Te eche de menos hoy –le dijo la muchacha al con un gran abrazo.

Yo también princesa, me moría de ganas de verte, pero ¿porque mejor no nos vamos de aquí? Vamos a comer algo ¿te parece?-

Claro! – Exclamaba alegremente la joven ante la propuesta de su adorado novio- Ya me estaba dado hambre, además no es bueno que nos vean aquí juntos recuerda que mi padre aun no sabe que somos novios –.

Como? Yo pensé que ya les habías contado – le dijo un asombrado Darien, quien creyó que después de casi un año juntos ya era hora de que los padres de su novia supieran de su romance y de sus intenciones, porque aunque ella solo tenia 17 años y era muy joven, el pretendía formar una familia y casarse con ella, no se imaginaba una vida sin ella, eso si, lo del matrimonio tendría que ser dentro de unos años, primero el tenía que terminar sus estudios y su amada también.

Es que… - con una gota en la cabeza y su mano en la nuca, no supo que responder.

¿Acaso te avergüenzas de esta relación? ¿Es porque soy mayor? – le pregunto serio y un poco molesto.

No! Claro que no! Solo es que me da un poco de miedo la reacción que mi padre pueda tener contigo, eres 6 años mayor que yo y no se si mi papá va a estar de acuerdo con esto – le dijo agachando la cabeza para mirar el suelo – Darien yo te amo y nada ni nadie va a cambiar eso y bueno si quieres hoy mismo le cuento a mi papá lo de nosotros, pero nunca pienses que me avergüenzo de ti eso nunca – le confeso mirándolo a los ojos para luego propiciarle un beso en los labios– aunque mi mama ya lo sabe.

¿si? – pregunto curioso – bueno y que te dijo?.

Que siempre me iba a apoyar y que mientras yo este feliz ella también lo estará, solo espera que cuando mi padre se entere te lleve a cenar jajaja ya sabes como es mi mamá – le contesto sonriente.

Luego de caminar por unos minutos, Darien se detuvo, ya habían llegado a su destino, el Crown, un pequeño café donde trabajaba el mejor amigo del joven, Andrew. Este lugar era testigo de las interminables charlas de Serena y sus amigas, de su noviazgo y de las platica estos dos amigos - bueno entramos? – la chica asintió sonriente con la cabeza, por lo que pasaron y se sentaron en la misma mesa de siempre, ubicada en un rincón del local al lado de una gran ventana donde se veía a toda la gente pasar, ese era su lugar favorito, siempre que iban se sentaban ahí.

Darien, Serena! Como están? Van a pedir lo mismo de siempre – lo interrogo Andrew, el amigo de la infancia de Darien.

Si lo mismo de siempre y bien y tu? – respondió Serena muy entusiasmada.

Bien también, pero con mucho trabajo – y dirigiéndose hacia Darien – y tu como has estado? Con mucho estudio?-

Más de lo que me gustaría jajaja, para ser el mejor doctor, que es lo que pretendo, hay que hacer ciertos sacrificios no crees Serena?- le dijo mirándola, ya que esta no era muy dada al estudio lo que hacia que constantemente se sacara malas calificaciones.

Aaaay! Darien no tienes para que revelar nuestras intimidades…- le respondió con un codazo y roja como un tomate.

Jajaja no se peleen si para nadie es un secreto tus malas calificaciones Serena- bromeo Andrew - pero bueno ya les traigo sus pedidos – y se fue dejando a la pareja a solas.

Serena apropósito antes que se me olvide, dime que te gustaría hacer mañana? Recuerda que no se me ha olvidado que cumplimos un año de novios y me gustaría hacer algo especial o bueno lo que tú quieras - le decía mientras la tomaba de la mano, para luego besarla.

Cariño! No se me había ocurrido, pensé que no le ibas a prestar atención a eso… y que tal si arrendamos una película y pasamos el día juntos en tu departamento? –

Como voy a pasar de largo el año más feliz de mi vida – le dijo acariciando su rostro - Entonces no se diga mas mañana pasamos el día juntos en mi departamento y te preparo algo para cenar te parece? – le volvió a proporcionar otro beso, pero esta vez fue más largo, cuando termino, se acerco a su oído y le susurro – todo para mi princesa.

Fin Flash Back

Darien! – se escucho una voz muy alegre que lo hizo salir de sus pensamientos.

Andrew – contesto un poco sobresaltado el joven

Que estas haciendo aquí? No pensé que fueras a volver y menos que te iba a ver por aquí y sentado en ese lugar… - le dijo mirando el lugar en que se encontraba.

Pero ya me vez, estoy aquí en el mismo lugar de siempre…- dijo tratando de evitar que continuara.

Te fuiste muy rápido y sin decirle nada a nadie, no sabíamos donde te habías metido, te buscamos por todos lados, amy, lita, mina y rei estaban muy preocupadas dejaste a Serena sola de un día para otro… - pretendía continuar y atacarlo con preguntas como ¿Dónde se fue?, ¿Por qué? ¿Qué paso? ¿Porque no le dijo?, pero al ver que su amigo comenzó a molestarse cambio el tema, lo conocía y si quería seguir considerándolo su amigo mejor cambiaba el tema - pero que alegría! Espero que esta vez no te vayas, porque te vas a quedar cierto?

Si, ya no me voy a ir –

Me alegro, lo único que supe de ti fue que estabas bien y que te ibas a estudiar fuera. – le dijo recordando que tiempo después de su partida recibió una carta que decía:

"Andrew:

Se que me fui de golpe, pero las circunstancias me obligaron a hacerlo, hermano espero que me perdones por no haber confiado en ti, creeme es mejor así, solo te puedo decir, que me encuentro en perfects condiciones y estudiando fuera del país, ojalas tu tambien estes bien y no me sigas buscando.

Un abrazo Darien Chiba.!

Pareciera que te molesta que este aquí y que haya vuelto, se que me fui sin decirte nada, pero no tengo intenciones de contarte nada por ahora, espero que me entiendas – dijo un poco molesto

Por favor! Como me va a molestar claro que no! Solo es que me sorprendió yo te hacia perdido por ahí – bromeo su amigo

Jajaja ojalas pero como te dije en la carta me fui a estudiar fuera, pero ya termine y he decidido volver –

Te buscamos mucho y nadie supo de ti, Serena estaba destrozada poco supimos de ella después de que te fuiste – dijo preocupado Andrew al recordar el estado de su amiga.

Mira, estoy contento de estar aquí, pero no me interesa hablar de ELLA esta bien?, no volví para recordar malos tiempos eso quedo en el pasado y espero que ahí se quede – respondió Darien triste al recordar todo lo sucedido, aunque tratando de fingir que nada sucedía.

Malos tiempos? – Pregunto sorprendido ante lo que escucho - como puedes decir eso? si mientras estuviste con ella fue el tiempo que mas feliz te vimos- termino de decir .

Bueno ya no quiero seguir con el tema – dijo culminando el tema para cambiar a otro – me gustaría pedirte un favor, por eso vine hasta acá, espero no incomodarte y si no quieres lo entiendo, después de todo fui yo quien se fue sin decirle nada a nadie… –

No seas tonto!... – lo interrumpió – Sigues siendo mi amigo no? Por algo viniste hasta jaca… pero dime en que te puedo ayudar? –

Lo que pasa es que cuando me fui, me fui para no volver y por lo mismo vendí mi departamento, con eso logre pagar el pasaje y mi estadía allá, pero ahora que volví no tengo donde quedarme… – Darien no logro terminar, ya que su amigo lo hizo por él.

Y quieres pedirme si te puedes quedar conmigo no es así? – le sonrió.

Bueno si esa es una parte de mi favor, y es solo hasta que encuentre un departamento, esa es la otra parte de mi favor, me gustaría si me podrías ayudar a encontrar un buen departamento, que ojalas me quede cerca de la zona centro de la ciudad- lo miro a los ojos esperando alguna respuesta de su amigo

Por supuesto, para que están los amigos si no es para salir a tomarse un trago o hacerle un favor – bromeo - jajaja, mmm… mira que te parece si me esperas un rato hasta que Unazuki me haga el cambio y te llevo hasta mi casa ya?–

Por lo que veo tu hermana también sigue trabajando aquí-

Aha no han cambiado mucho las cosas desde que te fuiste, aah mira ya llego así que espérame un segundo, ya vuelvo – sin decir mas se fue dejando a Darien sentado esperando a que volviera, para luego irse juntos.

"será tan así? Que las cosas no han cambiado mucho, que será de ella? Realmente sufrió tanto como dice? va! No creo tiene que haberse quedado feliz con ese estupido! Pero aun así porque no puedo sacármela de la cabeza porque?"- pensaba mientras llegaba Andrew.

Bueno ya nos vamos? – dijo Andrew, ya había terminado de cambiarse.

Si –

Y tus cosas?- le pregunto el chico rubio a su amigo

Están en el auto, nos vamos en el? –

Sip – dijo mientras asentia con la cabeza –

Dentro del auto – Darien cuando llegaste? –

Hoy en la mañana… - le respondio.

Pero y que hiciste toda la mañana? – le pregunto mirando el reloj que llevaba puesto en la muñeca, ya que este daba las 5:30.

Lo que pasa es que en el aeropuerto tuvieron problemas con el equipaje, ya saben como son de torpe, por lo mismo tuve que almorzar ahí y esperar a que solucionaran todo – le contó recordando un poco molesto todo lo ocurrido.

El resto del camino no fue mucho lo que hablaron Darien se encontraba muy pendiente del volante, aun se acordaba de las calles y de donde vivía su amigo, había sido ahí donde pasaron muchas noches estudiando, conversando, jugando y también había sido ahí donde había conocido a la chica que le robo y rompió el corazón.

Flash Back

Darien! Apúrate ya van a llegar – se escuchaba una voz desde la cocina.

Quienes van a llegar? – pregunto el joven, sin saber a quienes e refería su amigo.

Las chicas, acaso no te acuerdas que te dije temprano que iban a venir, acuérdate que te dije que eran cinco y que las conocí en el Crown hace algún tiempo – le recordaba Andrew.

Aah verdad ya se me había olvidado, por eso estas tan arreglado jajaja – bromeo Darien.

Ding dong, ding dong, ding dong, se escucho el timbre.

Ya deben haber llegado, anda a abrir – le pidió Andrew a Darien

Esta bien, esta bien – Darien se dirigió a la puerta a recibir a los invitados, cuando abrió la puerta no podía creer lo que estaba viendo parecía un ángel, era una niña no le echaba más de 15 años o tal vez 16, pero se veía hermosa, llevaba puesta una mini rosada lisa y un top blanco con un conejito del mismo tono que la falda al medio, por zapatos llevaba unas sandalias, realmente se veía hermosa, no lograba dejar de mirarla, esos moños tan chistosos que tenia, su pelo rubio y esos ojos, esos ojos azules como el cielo, no podía dejar de pensar lo realmente bella que era, de pronto la voz de alguien lo saco de sus pensamientos.

Oye! Oye! Nos vas a dejar entrar? – Dijo una pelirroja – mi nombre es Rei mucho gusto…. – lo miró esperando que le digiera su nombre.

Eeh? Aah! Darien, me llamo Darien –

Hola yo me llamo Mina – le dijo otra muchacha.

Y yo Lita – escucho a otra de las chicas – y ella es Amy – termino de decir apuntando a una peliazul que se encontraba a su lado.

Pasen... siéntense – le dijo un tanto nervioso y apuntando al sillón que se encontraba en el living del departamento de su amigo, esa niña lo había echo sonrojar,– disculpa y tu como te llamas? – dirigiéndose hacia aquel ángel que no se había presentado.

Serena – dijo la joven sonrojándose

Gustan servirse algo – pregunto Andrew entrando a la sala

Yo quiero un jugo – dijo lita

Yo también – dijo rei levantando un dedo.

A pues yo quiero una cerveza – dijo Mina

Mina! – gritaron todas ante la petición de la muchacha, ninguna estaba acostumbrada a beber y menos frente a dos jóvenes.

Hay chicas! – Reclamo mina – es para entrar en confianza, además no creo que me haga nada una sola. –

Esta bien entonces dos jugos y una cerveza – dijo Andrew dirigiéndose hacia la cocina. Después de media hora, ya estaban todos habían entrado en confianza, sobre todo Mina que basto con una cerveza para perder lo poco que tenia de vergüenza y comenzar a hablar el resto de la noche siendo el hazmerreír de la jornada, entre chistes y bromas se paso el tiempo. Por su parte Darien no perdía la oportunidad de hablar a Serena o acercársele tratando de estar la mayor parte del tiempo junto a ella, a lo que la joven no presento molestia, no quiso decir nada por miedo a quedar como una coqueta, pero la verdad era que el chico que le abrió la puerta la dejo encantada, era muy guapo y a medida que pasaba la noche y lo conocía, más interesante se hacia, se veía que era un chico muy centrado he inteligente y muy estudioso por lo que pudo apreciar, a rato un poco irónico y serio, pero de todas formas sumamente atractivo, era todo lo contrario a ella, ella era lo menos estudiosa, seria, centrada que había, a ratos un poco ridícula e ingenua, pero aun así había algo que hacia que estos dos no perdieran tiempo de estar juntos, lo que logro que se hicieran muy amigos y tiempo después novios.

Fin Flash Back

Por su parte Andrew no dejaba de mirar a su amigo, no se atrevía a realizar todas las preguntas que cruzaban por su cabeza, de cierta forma el no era el mismo que hace años, su mirada lo delataba, era una mirada triste llena de melancolía, como si algo realmente malo hubiese ocurrido en su vida, su cara no mostraba la misma alegría, no se parecía a aquel chico que le gustaba pasar el fin de semana con sus amigos y su novia, a la que consentía en todo. Nadie nunca supo cual fue el motivo por el cual el se fue, solo desapareció un día sin decirle nada a nadie, ni siquiera el portero de su edificio sabía donde se había metido, cuando fueron a preguntar por él, el portero lo único que supo responder fue que el departamento había sido vendido y que el había viajado lejos de ahí, meses después lograron saber algo del gracias a la carta que envió él, pero no tenia remitente ni nada que ayudara a encontrarlo.

Llegamos – le dijo Darien a Andrew el cual solo asintió con la

Dentro del departamento el joven rubio le señalo la habitación en la que se quedaría y le mostró los cambios que había echo durante este tiempo no eran mucho, pero el baño que en un principio era muy pequeño y solo alcanzaba para el retrete, el lava mano y una bañera en la que no cabía más que una persona de pie, ahora había una tina, dos muebles, en uno se guardaban las toallas y las cosas de limpieza y en el otro guardaba los utiles de aseo junto con un secador de pelo y cosas por el estilo, había achicado la habitación continua para dejarla como una oficina. La cocina tambien había sufrido algunos cambios junto con el living, muebles y adornos nuevos se encontraban por toda la casa. Se notaba que su amigo maduro en estos años, ya no era un departamento sucio y desordenado ahora todo estaba limpio y bien arreglado, eso si algo en algo no hubo cambio no había prácticamente nada para comer, pues aprovechaba su trabajo para almorzar y para la cena se iba donde su amiga Mina.

Te gustaría servirte un café o algo para comer, la verdad no tengo mucho para la cena, no sabia que ibas a venir si no me hubiera preparado jajaja – bromeo Andrew.

No, no te preocupes no tengo hambre pero si gustas mas tarde voy al súper y compro lo que te haga falta, con algo tengo que cooperar mientras este aquí no crees? Jajaja además parece que no tienes nada para ofrecerme jajaja– respondió con una sonrisa, después de todo aun podía bromear con su amigo.

Tu no cambias verdad? – dijo cambiando visiblemente su cara de alegría a una de confusión, la cual no paso desapercibida por el joven que ya se encontraba instalado y sentado en el sillón de la sala, muy cómodo por cierto, le pregunto - ¿Por qué te fuiste? Sabes? Por más que trate de entenderte y de cierta forma perdonarte, no lo logre nunca entendí porque no me lo dijiste era, soy tu amigo, estoy seguro de que si lo hubieses planeado me lo habrías contado y no lo hiciste, me senti como un idiota, mi mejor amigo, mi compañero de batallas, mi hermano, tu siempre fuiste parte de mi familia y no confiaste en mi, siempre me pregunte que te hizo tomar esa decisión, Serena… - trato de terminar pero Darien al escuchar ese nombre no lo dejo.

Serena nada!... mira se que probablemente tengas muchas dudas… -

Probablemente? Darien tengo tantas dudas que podríamos estar un mes sentados resolviendo mis preguntas- Dijo Andrew un poco alterado

Si lo se y te entiendo, pero hay cosas que prefiero no decirte y si ni tu, ni Serena, ni nadie supo nada fue porque así lo preferí, de verdad, estoy bastante grandecito como para tener que dar explicaciones, te agradezco tu ayuda y entiendo tus dudas, pero no quiero hablar de eso, entiende que si me fui no fue por estudios ni siquiera por gusto, solo así lo decidí, no fue fácil, tenía mi vida entera en esta ciudad, aquí tenia a mi familia e irme fue muy doloroso, sobre todo por los motivos que tuve, y ya no quiero hablar del tema.- sentencio Darien.

Serena…-

Ya te dije que Serena nada! – ya estaba perdiendo la paciencia, como era posible que no entendiera que no quería hablar?.

Mira te guste o no te lo voy a decir, sigues siendo mi amigo, pero lo que le hiciste a Serena no tiene nombre, sufrió mucho por ti, quedo destrozada gracias a ti y tardo mucho tiempo en reponerse incluso fue a parar al hospital, no quería recibir visitas, por mas que tratamos de ayudarla no quiso, sus papas tuvieron que llevársela lejos para que olvidara todo, eres mi hermano pero lo que hiciste no tiene nombre – le recriminaba Andrew.

Así pobrecita – dijo sarcásticamente – mira para que tu sepas la pobre de Serena como tu le dices, fue la causante de todo así que deja las cosas en paz, quizás mas adelante sepas lo que paso, pero ahora no ya? – termino de decir, para dirigirse a la cocina a servirse un café, dejando muy sorprendido a su amigo.

Esta bien mejor ya cambiemos de tema, dime y tu que piensas hacer? Donde piensas trabajar? – pregunto curioso

Voy a trabajar en el hospital de Tokio, en la especialidad de pediatría, me trasladaron para acá debido a que el pediatra de aquí se cambio de ciudad y dejo la vacante libre y como en el hospital de Estados Unidos estaban al tanto de que yo provenía de acá me mandaron a mi, por eso es el motivo de mi regreso. Por ahora tengo 3 semanas libres para buscar un lugar fijo donde quedarme y comprar todo lo necesario, así que a penas puede voy a ir a buscar un departamento – le contó Darien.

Ya veo así que estuviste en Estados Unidos? Nuca me lo hubiera imaginado –

Pues si, pero y tu a que te dedicas? Digo aparte de trabajar en el Crown? No creo que en eso te hayas quedado o si?. –

La verdad es que no, ya me titule y soy un estupendo abogado – bromeo Andrew – pero mi trabajo no me demanda todo el tiempo, asi que por la mañas soy abogado y por las tardes, hasta que tenga mi propio despacho de abogados, trabajo en el Crown –

Me alegro por ti y estoy seguro de que eres un excelente abogado, pero dime…- dudo por un instante, aunque de todas formas continuo – que paso con el resto de las chicas?-

Mmm… bueno Rei trabaja en el templo Hikawa ayudándole a su abuelo, después de terminar la secundaria decidió quedarse ahí, pues como ya sabes ese templo es el legado que su abuelo le piensa dejar cuando ya no este con ella, por lo ella decidió quedarse ahí, para hacerlo surgir y de verdad que le esta yendo muy bien. Por su parte Lita esta haciendo un curso de cocina, quiere montar un restauran en un tiempo mas cuando lo termine y se haya perfeccionado. De Amy sabemos que esta estudiando para ser doctora aun le falta mucho y sigue igual de estudiosa que siempre jajaja, pero le ha ido muy bien,

cuando puede viaja y nos visita. En cuanto a Mina esta estudiando actuación, siempre fue muy buena y no lo ha dejado de ser, ya esta montando una abra, trabaja en el teatro de Tokio en sus tiempos libres, es muy solicitada y mmm bueno si quieres saber algo de Serena – lo miro de reojo para ver su reacción, al darse cuenta de que si le importaba continuo - después de que te fuiste desapareció por casi 8 meses cuando volvió, llego muy cambiada mas madura, ya no era la misma chica alegre e ingenua, su mirada es muy triste,

cuando puede nos va a visitar al Crown ahí nos juntamos casi todos los días cuando podemos, bueno y al templo tambien va, pero solo cuando puede y no deja que le preguntemos nada de su vida personal, solo nos ha contado que trabaja en un jardin cuidando niños pequeños, pero nada mas, ni siquiera conocemos su casa, ya no vive con sus padres por lo que tengo entendido -

Ya veo – dijo para luego cambiar el tema – oye que te parece si me haces una lista con lo que necesitas para la cena y la semana, espero que no te moleste que me quede una semana, quizas menos depende de que tan luego encuentre un lugar, yo por mientrs voy a desempacar y a ducharme si? – le pregunto Darien mientras se dirigia al que iba a ser su cuarto.

Ok, como tu quieras, a todo esto tengo entendido que unas cuadras mas aya hay un edificio con departamentos a la venta es como lo que buscas, queda cerca del hospital, del centro y sobre todo de mi casa para que me vengas a visitar – rió Andrew – eso si es un poco caro por lo que se.

Por el precio no importa tengo lo suficiente como para comprar un buen departamento y mubles para empezar, pero de eso mañana me encargo, luego me das la dirección- dijo para luego dirigirse a la ducha. Después de bañarse Darien se alisto, le pidió la lista para realizar las compras y se dirigió al supermercado caminando, no era muy lejos quedaba a 7 cuadras de ahí así que aprovecho de recorrer un poco las calles que hace tiempo era pare de su rutina



CONTI NUARA...........
AUN NOSE COMO ARE PERO NOSE SI LE PONGO IMAGENES O VIDEOS COMO A EL OTRO YA VEREMOS pena
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 31.08.11 16:39

otro fic hurra kisses sii jajaajajaj
me encanto ese comienzo, bien misterioso
que le habra hecho serena? por lo poco que dijo darien parece que otro chico esta involucrado ...!
bueno me fascinoo y eso de las imagenes y los video lo decidis vos =D n.n
la verdad deberias dedicarte a escribir historias romanticas, porque sos muy buena! kao sailor moon
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 01.09.11 19:48

hola
cap 2 MI VIDA
En otra parte de la ciudad, se encontraban tres chicas conversando


Mina, ya dinos que se siente besar a Yaten, el actor más guapo de todo el país – dijo Rei muy emocionada ante lo que su amiga les acababa de contar.

Ya te dije que nada, estoy actuando, seria diferente si tuviera que besarlo en la vida real – respondió Mina lamentando que todo fuera parte del próximo estreno que presentara y no parte de su vida – Además si les conté que me toca hacer de pareja de Yaten en la obra y darle un beso, no fue para que me preguntaran como besa –

Entonces para que?, no te hagas si nosotras ya sabemos que te mueres por el y aunque no puedas hacerlo en la vida real, disfrutas actuando junto a él y sobretodo besándolo - dijo Serena, se encontraba al lado de Rei tomando un te, para luego sacarle la lengua – miran hagamos un juego les parece – todas asintieron emocionadas, les encantaba las ideas de Serena, aunque la mayoría del tiempo es como si una gran tristeza la inundara, de vez en cuando solía divertirse e inventar juegos que en más de una ocasión habían sacado a flote recuerdos y secretos - se trata de que una le pregunta algo a la otra, ojalas no muy comprometedor y la otra responde lo más sinceramente posible, bueno y así con todas, después las demás dicen si le creen o no, esta bien? – termino de decir muy entusiasmada.

Ya! – gritaron las dos ante el juego que su amiga les propuso – pero tienes que responder con la verdad, ya mina? Después no te hagas la tonta, como eres actriz sabes fingir muy bien – dijo Rei ante la posibilidad de no conseguir que su amiga contara la verdad, aunque ya todas sabían que Mina no era de las que se quedaba callada y guardaba secretos – bueno pero y quien va a partir? – pregunto Mina

Serena ella propuso el juego, así que ella empieza y decide con quien quiere empezar - dijo Mina

Esta bien, entonces comienzo con… ti Mina, jajaja bueno y dime que es lo que realmente sientes por Yaten? – pregunto Serena imaginando la respuesta de Mina.

Mmmm… siento…. Siento que me derrito por el, que odio tener que actuar en esa obra y no por que no quiera sino porque yo quisiera que todo lo que el me dice en el papel me lo digiera a mi, pero en la vida real y no se que hacer para que se fije en mi!– lo ultimo Mina lo termino diciendo entre gritos, pucheros y lagrimas.

Jajaja ya cálmate Mina, no hagas teatro jajaja– dijo Rei riéndose – Ahora me toca a mi preguntarte – y mi pregunta es… que le harías si es que el te dijese que quiere estar contigo y que te ama con todo su corazón – al terminar de elaborar su pregunta la miro de forma picara, ante lo que Mina no pudo evitar sonrojarse, sabia a lo que su amiga se refería.

Menos mal que las preguntas no iban a ser comprometedoras – ironizo Mina– si quieres que te responda sinceramente, le haría de todo – rió un poco antes de continuar – la verdad es que realmente me gusta y me encantaría estar con él, pero no se como hacerlo, el tiene muchas fans y yo no quiero ser una más, estoy segura que no me tomaría en serio y es lo que más me duele, además el me ve como una amiga no más – dijo mirando hacia el suelo un poco triste.

Bueno yo creo que la esperanza es lo último que se pierde, además si tú te atrevieras a decirle lo que sientes quizás las cosas son diferentes y si por lo menos eres amiga del ya tienes algo, acércatele más habla con el, conócelo mejor, tú no sabes lo que el siente, no estas en su cabeza como para saber si el te considera una más de sus fans – opino Serena.

Creo que eso voy hacer, me voy a acercar a el, tengo la excusa de la obra – le guiño el ojo a sus amigas – ahora te toca a ti Rei y yo voy a partir, mmm… yo quiero saber si Nicolás y tu ya dieron el siguiente paso? – Mina se rió al ver la cara de sus dos amigas, Rei estaba colorada hasta lo pies y Serena la miraba con cara de ESO NO SE PREGUNTA.

Mina! Eso no te lo pienso responder! – le grito enfurecida Rei ante la pregunta de su amiga.

Pero si tu me hiciste una pregunta muy similar, no entiendo porque ahora te haces la tonta – respondió ante la molestia de Rei

Bue.. bue… bueno, pero era diferente, eso era una suposición no mas, no la realidad – se trato de defender.

Hayyy! Somos amigas o no? Acaso no confías en nosotras? Somos puras mujeres ya di no seas mala –

Bueno… en todo caso entre el y yo no ha ocurrido nada más allá de los besos y abrazos – Rei aun seguía colorada – además recuerda que hace muy poco que somos novios – termino de decir Rei, al recordar que hace apenas 7 meses estaba de novia con Nicolás, el eterno discípulo de su abuelo, siempre supo que el estaba enamorado de ella y constantemente le pedía que fuera su novia, aunque ella nunca quiso decir que si, quizás por vergüenza o tal vez por miedo a sufrir, desde el primer día que su amado llego al templo, sintió cosas por el, y solo hasta hace un par de meses se atrevió a confesarle sus sentimiento y a aceptar su pericón.

Y tu que piensas sobre eso, es decir, te gustaría que pasara con él? – pregunto seria y tímidamente Serena que hasta ese entonces se había mantenido al margen ya que ese tipo de temas no le gustaba hablar, el amor para ella había dejado de ser tema desde hace mucho tiempo, después de que Darien se fue nunca quiso volver a rehacer su vida y aunque tenia un par de amigos no volvió a tener un romance con nadie, además tenia otros motivos y preocupaciones.

No se, es que yo pienso que ese es una acto tan lindo y de mucha entrega, no me gustaría que pasara y después termináramos, por ahora yo prefiero esperar un tiempo más – respondió Rei.

Ahora te toca a ti Serena – dijo Mina un poco dudosa, no era mucho lo que se le podía preguntar después de la partida de Darien cambio mucho y no permitía que se involucraran con su vida privada, cuando trataban de hacerlo o cambiaba el tema o se disculpaba y se marchaba.

Yo quiero empezar – dijo Rei –y me gustaría saber cual fue el motivo de tu partida? – mas que una pregunta sonó como una orden.

…. – Serena no pronuncio ni una sola palabra, lo único que hizo fue agachar la cabeza y mirar hacia otro lado, toda sonrisa o insinuación de esta se esfumo por completo, su cara cambio drásticamente, por lo que no paso desapercibido por la chicas

Serena, nosotras entendemos tu tristeza y somos tus amigas, entendemos que el que Darien se haya ido te dolió mucho, pero la vida no se acaba ahí, ya ha pasado mucho tiempo y es hora de que tu cara cambie, que tus ojos dejen esa amargura que no te deja ser feliz, si él se fue es problema de él, a veces es bueno que te desahogues…- Rei no logro terminar, ya que fue interrumpida por la muchacha en cuestión.

Yo entiendo que se preocupen y si ustedes estuvieran en mi lugar yo estaría igual que ustedes, pero entiendan que hay cosas que no voy a contar NUNCA – esta ultima palabra la recalco mirando a los ojos a ambas – mi vida no solo dio un giro cuando Darien se fue si no que se transformo completamente, hay cosas que aun me duelen y me lo recuerdan, pero eso ya no es importante existen otros motivos que me hacen seguir, motivos que si he decidido no contarles no es porque no confíe, simplemente lo prefiero así y como ya les he dicho un montón de veces, ya no soy la misma niña tonta de antes y saben mejor ya me voy, tengo cosas que hacer y hablar de mi no es lo que más me gusta – dijo Serena levantándose de su lugar para dirigirse hacia la puerta, pero Mina la detuvo.

Serena ya basta! Siempre hemos confiado en ti, porque tu no lo puedes hacer una sola vez en tu vida – se comenzó a enojar ante la evasiva de su amiga, hasta cuando iba a seguir de la misma forma, no le hacia bien y no lo quería entender.

Mina déjala – trato de evitar la pelea Rei

No, no la voy a dejar, se jacta de ser nuestra amiga y esta bien que tenga sus secretos, pero no cuando le hacen daño, Serena, tu siempre has estado cuando te hemos necesitado porque no nos dejas a nosotras ayudarte, acaso no te das cuenta que nos preocupamos por ti? – Mina ya había perdido la paciencia con ella y le estaba gritando.

Les agradezco su preocupación y no es mi intención hacerlas sentir mal al no contarles, pero yo decidí que las cosas fueran así y así quiero que se queden ya sufrí lo suficiente como para abrir heridas que no quiero, y como ya te dije mejor me voy.-

Siempre pensé que Darien era el culpable de que tu te convirtieras en lo que eres ahora, pero sabes una cosa? me alegro que te haya dejado, no creo que el hubiese seguido enamorado de eso que tengo en frente, esa no es mi amiga, no es la Serena que conocimos y si te hemos tenido paciencia, a mi ya se me acabo, no quiero como amiga a una persona que apenas es capas de sonreír y lo peor de todo que no es no fueras feliz sino que no confías en TUS amigas esas nunca te han dado la espalda y que siempre han estado a tu lado a pesar de todo – dijo mina sin pensar en lo que le acababa de decir producto de su enojo, lo que provoco que Serena tomara sus cosas y se fuera sin decir nada solo con dos lagrimas en sus ojos por lo que había escuchado.

Te das cuenta lo que acabas de hacer y decir? – le reprocho Rei, al darse cuenta Mina trato de salir tras Serena para pedirle disculpas, pero no la alcanzo, su amiga ya se había marchado, por lo que volvió al templo con Rei.

Mina no debiste hablarle de esa manera –

Lo se, es que no entiendo, no entiendo si somos sus amigas porque? Porque no puede confiar solo un poco, quedarse con todo eso no le hace bien, a nadie le hace bien – Mina no entendía ese afán de querer sufrir de Serena
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 02.09.11 16:21

que genial! hurra hurra me encanto!
me mata la curiosidad por saber que pasooo entre darien y serenaaaa gomen n.n
te felicito por este excelente fan fic! es geniaaaal! kisses
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 05.09.11 8:53

hola CAPITULO 3 EL CHOQUE
15 minutos camino Darien antes de llegar al supermercado, observando como algunos lugares habían cambiado totalmente y otros permanecían igual, se detuvo automáticamente en un parque, como si algo mas fuerte que el lo condujese hacia un árbol que se encontraba junto a una banca, conocía muy bien ese lugar, pero sobre todo aquel árbol, lo miro y vio lo que se encontraba tallado en el, un corazón y dentro de este estaba escrito Serena y Darien, no podía creer como aun conservaba esa muestra, de amor que el con sus propias manos había grabado para la que entonces era su razón de ser, se quedo un instante ahí, pero luego continuo su camino, no volvió para recordar esos tiempo, se repitió una y otra vez eso como si se tratara de convencer. Ya en el supermercado, no sabia donde se encontraba cada cosa, así que decidió tomar un carro para echar las cosas que pretendía comprar, camino tranquilamente por cada pasillo de este viendo lo que necesitaba y algunas otras cosas, ya que se había percatado que su amigo no tenia casi nada en su refrigerador, por lo que se preocupo de echar café, frutas, pan de molde, mermelada, en fin lo que en la lista aparecía, no quería que faltara nada en casa, por lo que fue muy minucioso en no olvidar nada y echar un buen poco de cada cosa.

Mientras en otra parte del supermercado se encontraba una chica muy guapa, no muy alta, con un largo cabello rubio peinado con dos moños, uno a cada lado. Después del incidente con Mina, Serena aun seguía muy confundida, por más que trataba de prestar atención a las compras, no podía las palabras de su amiga si que la habían marcado, será que todas sienten lo mismo? Se preguntaba uno y otra vez, mientras echaba lo que necesitaba, se encontraba contra el tiempo, ya no se podía tardar más, iban a dar las 6:30 de la tarde y la señora que cuidaba su más preciado tesoro, solo estaba ahí hasta las 7, por lo que decidió apurarse, ya tenia la leche, los cereales, las frutas, unas bolsas de arroz, ya que se le había acabado, fideos. No recordaba que más necesitaba, algo en ella a pesar del tiempo y sus responsabilidades no había cambiado y eso era lo despistada y desordenada que era, su casa siempre estaba limpia y ordenada, pero no gracias a ella, sino a la señora Tashimura que era la que se encargaba de eso. Se encontraba tan pendiente de no olvidar nada para no tener que volver, vivía muy cerca, pero no gozaba de mucho tiempo para realizar compras y tampoco era mucho lo que le gustaba salir con suerte de vez en cuando lograba ir a visitar a sus amigos. Tan sumergida iba en sus pensamientos que no se dio cuenta sino hasta que sintió de pronto que su carro chocaba fuertemente con el de otra persona.

Hay!... – se quejoSerena - disculpe no fue mi intención – termino de decir la muchacha sin mirar con quien se había estrellado

No se preocupe – dijo el joven sobandose, ya que el carro le dio justo en el estomago, para luego girarse hacia donde se encontraba la persona culpable, quedando sumamente impactado al ver quien era esa persona. No lograba salir de su asombro y menos pronunciar palabra, cuando por fin lo pudo hacer.

– Tu?... – dijo aun sorprendido - pero que haces aquí? - pregunto al ver que la mujer que se encontraba en frente aun no se dignaba a dirigirle la mirada siquiera para expresar las disculpas de forma correcta por lo que decidió continuar - vaya mi suerte! Mi primer día de regreso y ya me encuentro con sorpresas desagradables, fíjate mejor por donde andas que a nadie le gusta que lo estén chocando – ya se había comenzado a enojar.

Perdón?- grito enfurecida la muchacha al darse cuenta de quien era la persona que tenia enfrente, no bastaba con la pelea que había tenido con su amiga gracias a el, sino que ahora tenia la mala suerte de topárselo, siempre se imagino que si alguna vez lograba reencontrarse con el iba a ser de otra forma, pero al verlo tan de sorpresa y recriminándole un estupido choque, no atino a decir nada mas que – mira, mejor fíjate TU por donde andas yo no tengo la culpa de que tu no seas capas de mirar hacia delante y fijarte que alguien más viene, idiota –

Idiota yo? Y tu sigues siendo una… - Serena no lo dejo terminar, no quería ni imaginarse lo que el pensaba de ella, no quería saber ya nada de él, sabía que si se quedaba iba a comenzar a reprocharle cosas que no venían al caso.

Sabes? No me interesa saber que es lo que soy para ti, mejor me voy que tengo mejores cosas que hacer que estar aquí –

Serena! – grito Darien al darse cuenta que esta se marchaba, no entendía porqué, pero algo dentro del no quería dejar de verla y menos que se fuera.

Que? – dijo Serena dándose vuelva para mirarlo muy molesta, de verdad que ya no quería estar cerca de él -Que me vas a decir ahora? Que soy una cabeza de chorlito que sigo siendo una niña tonta que no se fija por donde camina? – había pasado de molesta a furiosa – bueno ya te pedí disculpa que mas quieres? –

Bueno disculpa no fue mi intención tratarte mal, me pillaste de sorpresa, no pensé en volver a verte, además el golpe me dolió – trato de calmarla, hablando en tono un poco más suave, pero sin dejar de lado su seriedad.

Disculpa, de verdad que fue sin intención, además si hubiese sabido que al que iba a chocar eras tu, lo habría echo más fuerte – trato de esbozar una sonrisa – de todas formas ya me tengo que ir, no me interesa seguir con esta platica en serio – dijo tajantemente para luego dirigirse a una caja y pagar por lo que llevaba, sin dejar que Darien pudiese detenerla, decirle algo o seguir tras de ella, ya había suficiente por hoy.

Ya fuera del supermercado Serena había quedado muy pensativa, no pensó que lo fuera a volver a ver, siempre tuvo la esperanza, aunque no lo quisiera admitir, pero nunca pensó que ocurriese, ya lo había borrado, es decir nunca lo iba a poder borrar, pero ya no lograba afectarle, le había costado mucho olvidar todo lo sucedido, como para que el volviera y más encima la gritoneara.

"que fue todo esto? Porque? Porque? Porque?... – no paraba de preguntarse - No le basto con hacerme todo el daño que me hizo? No fue suficiente castigo con dejarme sola? Porque? Si ya me había resignado a no volver a verlo, a no saber de él, ya ni me acordaba de el – mentira, absolutamente mentira, aun seguía muy dolía y no dejaba de maldecirlo ni un solo día - pero no! El llega aquí como si nada, y mierda!...- interrumpió sus reclamos- el no se puede enterar de nada, de nada! Nada de lo que ha ocurrido estos 2 años, si se entera me mata, aunque yo no tengo la culpa que el se haya ido y no haya confiado en mi"

La muchacha siguió caminando hacia su departamento, se encontraba muy cerca, solo a 5 cuadras de ahí, por lo que no tardaría en llegar, lo único que quería era llegar a refugiarse a su nido, tirarse en su sillón y olvidarse de todo, por lo menos en su casa había alguien que la esperaba y se alegraba de verla, pero sobre todo no le reprochaba nada, no la juzgaba, quizás por su edad, aun así se sentía tan feliz junto a ella.

Cuando llego a su hogar, abrió rápidamente la puerta y escucho lo que necesitaba y se moría por oír.

Mami… mami – la voz de una pequeña se escucho hasta la entrada

Mi amor ya regrese, espero que te hayas portado bien – le dijo dándole un gran abrazo y un beso en la frente.

Si – respondió la muchachita correspondiendo al abrazo, la había echado mucho de menos – porque te demoraste tanto? – continuo, la niña no llegaba al año y medio, apenas caminaba sola, pero ya hablaba bastante bien para su corta edad, lo que tenía muy orgullosa a Serena.

Lo que pasa es que tuve a hacer algunas compras… – recordó lo sucedido en el supermercado y abrazo con fuerza a la pequeña, que aun seguía en sus brazos, un sentimiento extraño le recorrió todo el cuerpo, no sabia si era miedo, angustia, rabia, lo único que tenia claro era que no quería que el pasado volviera.

Luego de dejar las bolsas en el mesón que se encontraba al frente de ella, dejo a Rini en el suelo para que siguiera jugando como lo estaba haciendo hasta antes que ella llegara, para así mirar a la señora que se encontraba recargada en la puerta que daba a la cocina y quedaba justo enfrente del living mirando como continuaba el juego la pequeña - - como se porto hoy mi angelito?-

Muy bien – sonrió la señora - no hizo dio ni un solo problema, solo que estuvo muy inquieta, sobre todo un rato antes que usted llegara, pregunto mucho por usted, como si creyese que algo malo le fuese a ocurrir – al escuchar esto Serena se quedo muy pensativa.

"Será que mi pequeña puede intuir lo que me sucede, se habrá imaginado que el destino me tenia preparado aquel encuentro?, encuentro al que le temí todo este tiempo y que pensé que nunca ocurriría, no puedo dejar de pensar en eso, no entiendo porque, esos ojos azul tan profundos que llegaron a profesarme tanto amor y tanto odio a la vez, si tan solo hubiese podido explicarle, que no fue mi culpa, que yo no quería, solo un par de minutos, si hubiera llegado un par de minutos antes, todo esto sería diferente…"-

Serena… Señorita serena… Señorita! – se escucho una fuerte voz que interrumpió los pensamientos, en los que se había sumergido.

Ah? Si?' disculpe Sra. Tashimura, es que me quede pensando en lo que me dijo jejeje- rió la joven.

Ya veo… pero se ve un poco preocupada, acaso paso algo en el camino? –

No nada, solo un impas sin importancia – trato de sonar despreocupada, pero la verdad, era todo lo contrario, estaba sumamente perturbada.

Ojalas que ese impas, como lo llama usted, no haya sido nada más que algo sin importancia, porque aquí entre nos, no le creo nada – le dijo la señora Tashimura, si algo la caracterizaba era su sinceridad, obviamente después de prácticamente un año y medio ya conocía a Serena y sabia cuando algo le molestaba, le preocupaba o perturbaba.

Jajaja veo que me conoce bien – rió Serena – pero no se preocupe son tonteras mías, de verdad – trato de sonar convincente.

Bueno como usted diga mi niña, sabe ya se me esta haciendo algo tarde así que ya me voy – dijo la señora dirigiéndose hacia la puerta – cuídese mucho nos vemos mañana temprano

Si señora Tashimura, usted también cuídese mucho, nos vemos mañana –

La señora Tashimura era una mujer de unos 40 años aproximadamente, de estatura mediana, no media más allá de 1.65, de ojos grandes color turquesa, gracias a ella Serena podía ir a trabajar tranquilamente, ya que llegaba antes de que se fuera a su trabajo y no solo se dedicaba a cuidar a su tesoro, sino que le ayudaba con el aseo de la casa, de lo contrario su departamento estaría todo patas pa riba.

Además solo con ella se daba su pequeña hija, ya que la ha cuidado toda su vida, desde el primer día, cuando la trajo al mundo, pues si, fue ella quien atendió el parto y la recibió después de un arduo trabajo. Su abuela la había contratado 2 meses antes de dar a luz, para que cuidara de ella en su último trimestre. Debido a que eran muy buenas amigas y necesitaba trabajar. al principio solo era para que la cuidara en su ultimo período, pero cuando Rini nació, Tashimura siguió con su labor ayudándola a criar a su mas preciado tesoro, ya que cuando Serena decidió volver, para continuar con su vida y encontrar trabajo, su pequeña tan solo tenia 2 meses de vida y no existía una sala cuna que la recibiera tan pequeña, por lo que la señora Tashimura se ofreció a seguir a su lado el tiempo que fuese necesario, le había tomado un gran aprecio, la quería como una hija y Serena la veía como una segunda madre.

No sabia muy bien los motivos por los que la joven madre, no tenia al padre de su bebe al lado, pero algo intuía, Serena nunca quiso hablar sobre el tema, pero constantemente se le veía observando una foto y una cadenita de oro de la que colgaba una luna, cada vez que ella miraba esta foto las lagrimas comenzaban a caer por su rostro y una gran tristeza inundaba sus ojos color cielo.

Por su parte Rini tenia 1 año y 3 meses, físicamente su cabello era color rosa y sus ojos azul noche como los de su padre, de facciones idénticas a las de su madre, si a alguien se parecía la pequeña, era a su madre, la copia bielde ella, solo los ojos las diferenciaban, esos ojos que tanto hubiese deseado olvidar y que la luz de su vida heredo, pero no solo en lo físico se parecía a su madre, sino en lo testaruda, optimista e ingeniosa, para ser tan pequeña tenia ciertas cualidades muy marcadas, de su padre había heredado lo retraída y solitaria, no le gustaba estar rodeada de mucha gente, se divertía yendo al parque a jugar con Reika, la señora Tashimura, pero solo con ella, aunque es muy pequeña para decirlo pareciera como si le diera miedo relacionarse con los demás niños. La pequeña era muy inteligente y dulce para su edad.

Por otro lado, Serena vivía sola en un edificio llamado "Your Dream", ubicado muy cerca del centro de la ciudad, trabajaba por las noches los días viernes y sábados en un bar, cantando en solitario y a dúo con un compañero y amigo del local, Seiya, nunca fue su sueño cantar, pero había que admitir que tenia una voz prodigiosa y de algo le tenía que servir, además necesitaba el trabajo. Por las mañanas, de lunes a viernes trabajaba en un jardín infantil cuidando a niños menores de 5 años y, teniendo 19 años y sin estudios superiores no era mucho a lo que podía aspirar a trabajar y recibir un buen dinero, por suerte la madre de su amiga Molly era directora del jardín y conociendo a Serena sabia que se iba a desempeñar muy bien ahí. Al volver con su pequeña en brazos, se vio un tanto desesperada por encontrar trabajo y a la única que acudió fue a ella, la que se encargo de hablar con su madre para que le dieran el trabajo. Su abuela le había dado un poco de dinero para mantenerse ella y su hija, del pago de Reika, no se debía preocupar hasta encontrar un trabajo, pues la madre de su progenitora se encargaría de ello, con ello logro sobrevivir hasta que por fin, le dieron trabajo, aunque fue gracias a su amiga que entro al puesto en el que trabaja, su labor la hizo permanecer y ganarse la confianza y el respeto de sus compañeras.

Por las tardes se dedicaba a su hija, aunque de vez en cuando iba a el Crown a visitar y saber de sus amigas, nadie sabia de su hija, ya que había decidido no contarles y mantenerlo en secreto, solo Molly, Seiya y sus padres sabían de esto, no sabia porque pero lo creyó mejor así.

Después de enterarse de su embarazo, al tercer mes, producto de una decaída que la llevo al hospital, sus padres decidieron mandarla a las afueras de la ciudad, no por vergüenza, sino por el deplorable estado de su hija, que producto de la partida de su novio y padre de su bebe, había dejado de querer comer y vivir, por lo que pensaron que estando lejos de los recuerdos se iba a reponer y de esta forma llevar un embarazo saludable.

Obviamente Darien nunca se entero de este acontecimiento, por lo que se mantenía al margen y eso era el más grande miedo de Serena, que algún día se enterara y la odiara aun más por no decirle, cosa que la muchacha no pudo evitar, ya que nunca se entero de su paradero, por más que lo busco. Pero ahora con su regreso, el miedo crecía en su interior, temiendo por las consecuencias que esto podría acarrear.

Los padres de Serena, después de haber mandado a su hija lejos compraron el departamento en el que vive la muchacha, dejando que por lo menos tuviera un techo en su nueva vida.

Por otro lado, en la casa de su amigo se encontraba un Darien muy pensativo, aquel enfrentamiento le había provocado remover heridas que pensaba ya sanadas.

"Porque? Porque tener que remover lo que creí, que ya era parte del pasado, porqué volver a verla?, pero sobre todo porque la detuve cuando se estaba por ir, no fui capas de decirle nada, mi corazón se paralizo, el miedo de tener que enfrentarme a ella me gano, esos ojos llenos de rencor y rabia, cual es el motivo?, si fue ella la que me mintio, la que me engaño, porque no puedo dejar de pensar en ella?..." -

Que te sucede? – dijo Andrew, revisando las bolsas – Darien? Que te sucede? – Repitió – Darien! – termino por gritarle

Ah? Que? Que paso? – su amigo lo había sacado abruptamente de sus pensamientos.

Que, que te sucede? Desde que llegaste no has hablado, lo único que has hecho es estar ahí sentado mirando hacia ningun lado, dime que te paso, porque llegaste así? – pregunto un poco preocupado.

Ah? No nada no me pasa nada, tonterías no más – aunque trato de mirar hacia otro lado, para que su amigo no notara su desconcierto, no lo logro.

A ti te sucede algo y no me digas que no o que no es nada, yo se que han pasado ya 2 años, pero te conozco toda una vida y se cuando te pasa algo, recuerda que eres como mi hermano, además tu cara me dice que algo te ocurre… - le dijo y mirándolo a los ojos - confía en mi soy tu amigo y te puedo ayudar… de verdad - al ver que la preocupación de su amigo era sincera, y aunque quisiese, sabia que a el no iba ser fácil ocultarle lo que le pasaba, después de todo tenia razón al decir que lo conocía de toda una vida.

Esta bien, se que de todas formas no me vas a dejar tranquilo hasta que te diga cierto? –

Tienes toda la razón –

Lo que pasa es que cuando estuve en el supermercado me encontré con Serena… - hizo una pausa, para ordenar un poco sus ideas – y… no se… me dejo muy confundido… muy pensativo… cuando me fui,… me fui odiándola, sin querer volver a verla,… rogando por olvidarla y creí que lo había logrado, sino no hubiera vuelto, pero ahora que la vi… no se… la sentí diferente… con mucha rabia… estaba muy cambiada… no es la mujer de la que yo me enamore. – Andrew no sabía que decirle, entendía a Serena, el vio y trato de ayudarla cuando su amigo se fue, por lo que estaba al tanto de todo lo que sufrió.

Es comprensible, yo te dije que ya no era la misma, ella sufrió mucho, ya no es la chica alegre, soñadora y llena de vida que todos conocimos, de cierta forma igual fue bueno su cambio como te dije temprano, volvió mas madura, pero triste, nunca nos quiso decir que fue lo que paso en esos 8 meses ni porque desapareció, aunque yo me imagino que fue para olvidar todo lo que esta ciudad le recordaba – se acerco a su amigo, sentándose a su lado tocándole el hombre – si ella cambio, fue gracias a ti, ahora solo sabemos de ella cuando nos va a visitar, no permite que lo hagamos nosotros, nunca ha dicho porque y tampoco hemos querido insistirle – hizo una pausa para luego continuar – yo no se los motivos de tu partida y menos porque dejaste a Serena de esa forma, no te pido que confies en mi, porque se que por mas que te insista no lo vas hacer, por lo menos no en ese aspecto y esta bien, no puedo estar al tanto de toda tu vida, pero si algo se y te puedo asegurar, es que tu no las has olvidado ni ella a ti, se aman, nada tan terrible pudo ocurrir, como para que se alejaran tanto, más que un bien para los dos… parece una tortura – termino de decir Andrew mirando a los ojos a Darien.

Cada palabra que escuchaba Darien de parte de su amigo, le hacían darse cuenta la preocupación que este tenia hacia el, sentía que era verdad todo lo que dijo, pero su orgullo, era más fuerte y jamás iba dar su brazo a torcer, por lo menos era lo que el creía.

Gracias por preocuparte, pero no hice las cosas porque se me antojo y Serena sabe porque me fui, no se porque sufrió tanto, para mi que es la conciencia que la tiene tan sucia y sabes? Ya me dio hambre, además me quiero acostar temprano, mañana voy a ver los departamentos que me mencionaste –

Esta bien, voy a cocinar algo te parece? –

Si-

El resto de la noche se pasó entre chistes y anécdotas, al terminar la cena ambos se fueron a dormir, ya que era jueves y Andrew tenía que ir a trabajar al día siguiente y Darien tenia que ir a ver el departamento. También pretendía ir a recorrer un poco la ciudad, aunque ya la conocía quería saber que tanto había cambiado en todo este tiempo.

Al otro día Darien se levanto muy temprano, se ducho y vistió, luego hizo su habitación, y se preparo el desayuno.

mmm.. que huele tan rico?- Andrew se había levantado gracias al exquisito olor que salía de la cocina.

El desayuno hice tostadas y café, quieres?- pregunto Darien

Si esta igual de rico como huele, me encantaría –

Jajaja bueno hice lo mejor que pude, oye Andrew me podrías dar las indicaciones de cómo llegar al edifico que me dijiste ayer?-

Por supuesto!, mira te la voy a anotar aquí, en todo caso en el periódico sale el aviso- tomo el periódico, recorto el aviso donde salían las indicaciones para llegar, además del numero de teléfono y la pagina web yse lo entrego a su amigo .

Muchas gracias, ya me voy- dijo dirigiéndose hacia la puerta, pretendía dejar listo ese asunto hoy mismo si era posible.

Pero tan luego, es muy temprano todavía y quedan platos por lavar – bromeó Andrew

Mira que pena, pues yo hice el desayuno, tu ahora lava los platos- Darien abrió la puerta para salir luego se despidió – adiós, no me esperes a comer jajaja-

Esta bien – no pudo decir más, ya que Darien se había marchado.

Darien siguió las instrucciones del papel que su amigo le había entregado y llego al edificio que buscaba. Se detuvo un instante fuera el lugar, miro el nombre del edificio y pensó

"vaya si que es bonito este lugar, ojalas el nombre sea verdad, mi sueño…, espero que haya algún departamento para mi"-

Después de quedarse un rato en la puerta, decidió entrar, se dirigió hacia donde se encontraba una mujer sentada en un escritorio, ordenando algunos papeles, la mujer tenia el pelo corto y rubio, ojos color miel, a simple vista parecía que era muy amable por lo que le dio confianza y le pregunto.

Disculpe, me podría decir con quien tengo que hablar para ver los departamentos? – la señorita lo miró y le respondió con una sonrisa.

Buenos días, mi nombre es Mimet y es conmigo con quien tiene que hablar –

Perdón, mi nombre es Darien Chiba – se presento - me gustaría pasar a ver como son los departamentos que tiene -

Bueno Sr. Chiba la verdad no me están quedando muchos, pero si gusta podríamos pasar a verlos por si alguno le gusta, pero antes dígame para cuantas personas quiere? –

Solo yo –

Aah entonces mejor todavía – dijo la mujer

Porque lo dice? – pregunto sorprendido.

Lo que para es que a la gente le han gustado mucho y los compra prácticamente al tiro, entonces al ser usted solo, no necesita una cantidad especifica e habitaciones, me entiende?.-

Ya veo, en todo caso me han dicho que de por si son bien amplios y acogedores – le dijo sonriente.

Entonces ahora veremos si lo que le han contado es cierto – la mujer se levanto del escritorio y se dirigió hacia el elevador que se encontraba al al lado - acompáñeme al 5to piso ahí me queda uno muy bonito y amplio con una excelente vista a la ciudad, podremos partir por ese – Darien la siguió sin decir nada.

Cuando ya estaban en el lugar, Mimet saco un set de llaves que tenia en uno de sus bolsillos y abrió la puerta.

Aquí es, el departamento nº 325, pase – le hizo una seña para que entrara – tiene una cocina bastante amplia, consta con 3 habitaciones un living comedor con mucho espacio – le dijo la mujer, mientras Darien observaba el lugar y corroboraba lo que le decía. – además tiene 2 baños, uno en el pasillo – le apunto hacia el pasillo donde quedaban las 3 alcobas y el baños - si pasa a las habitaciones podrá ver que la de al fondo es la principal y tiene el baño a un lado, cada pieza tiene un guardarropa incluido – Darien seguía mirando sin decir nada - y dígame que le parece?

Me gusta es muy bonito y amplio, además es lo que necesito, un lugar cerca del hospital, sin dejar de lado la hermosa vista que tiene – dijo dirigiéndose hacia un ventanal que estaba ubicado en la entrada al frente de la puerta, desde ahí se lograba ver toda la ciudad y tenia un balcón para salir a tomar un poco de aire junto a la hermosa vista.

Me alegro que le haya gustado, eso quieres decir…-

Eso quiere decir que compro – Darien término por ella

Esta seguro? No quiere ver otro? – Pregunto la mujer para estar segura de que no se arrepentiría

Estoy seguro de verdad, me quedo con este -

Siendo así, entonces me acompaña abajo para firmar los documentos y poner todo en orden?-

Por su puesto, la sigo – y así se dirigieron hacia a la oficina de la señorita Mimet, para firmar el contrato y darles las reglas de aquel lugar.

Después de los papeleos correspondientes, todo quedo listo, el departamento nº 325 ya era suyo y en 3 días más, es decir el lunes, se podía instalar ahí. Por ahora tenía que ir a comprar los muebles que iba a necesitar, por lo que decidió ir al centro comercial, para dejar todo listo ese mismo día.

Entro a una multitienda y compro lo justo y necesario, lo demás como adornos los iba ir viendo en el transcurso de la semana, por ahora ya tenía la cocina, los sillones, un comedor para seis personas, una cama de dos plazas, muebles para la cocina, un escritorio, estantes, veladores, en fin todo lo necesario para la casa.

Después de terminar las compras y dejar encargados los muebles para que se los enviaran a su nuevo hogar el día lunes, decidió ir a visitar a su amigo al Crown, ya eran las 3 de la tarde, por lo que opto por ir a comer algo alla.

Darien!... como va lo del departamento? – pregunto intrigado Andrew

bien, ya termine todo, el lunes me puedo mudar, también aproveche de comprar los muebles necesarios y como ya termine decidí venir a verte –

que bueno por lo menos te acuerdas de mi – bromeo Andrew – quieres comer algo? Supongo que no has almorzado nada –

La verdad es que no y me muero de hambre –

Entonces siéntate y yo te sirvo algo – Darien hizo caso a su amigo y se sentó en la misma mesa de siempre, a los 10 minutos ya tenia un exquisito plato de ravioles.

Y que piensas hacer más tarde? – pregunto Andrew que estaba sentado frente a el, mientras su amigo almorzaba.

Descansar, supongo, no tengo nada en mente, por? -

Es que podríamos salir en la noche, a dar una vuelta, no se, más rato van a venir las chicas, podríamos planear algo, de todas formas hay que celebrar tu regreso –

Mmm… no se, no quiero que me interroguen, tu sabes como son ellas y si voy no van a dejar de preguntarme los motivos por los que me fui y ya sabes que no quiero hablar del tema – dijo un poco molesto, al pensar en todo lo que las chicas, de seguro, le iban a decir.

Mira piénsalo de aquí hasta la noche, si te animas vienes con nosotros, además yo puedo hablar con ellas y decirles que tu no quieres hablar del tema y punto, no te dirán nada.

En serio tu lo crees? – pregunto Darien imaginándose la respuesta, ambos sabían que las chicas no eran de quedarse calladas y de seguro no se iban hacer de esperar, antes de gritarle todo lo que pensaban de él.

En realidad no, pero eso es lo de menos, anda anímate si la vamos a pasar bien –

No se, en serio – dijo Darien, que ya había terminado de comer su plato.

Bueno ya sabes tienes de aquí hasta la noche para ver si quieres venir o no, además al lugar donde vamos siempre hacen show y hay karaoke, te vas a divertir, te lo aseguro -

Esta bien lo voy a pensar, ahora me voy a ir a la casa a descansar un rato, tanto caminar y la comida me bajo el sueño – dijo dirigiéndose hacia la puerta, seguido por su amigo.

OK, te aseguro que si vas no te arrepentirás –

Como tu digas, pero recuerda que aun no te he dicho que si, nos vemos más tarde en casa - justo cuando se había despedido y se dirigía hacia la salida choco con una mujer, muy conocida por el joven en cuestion, seguida por tres amigas.

Disculpa, no te vi – dijo serio Darien, al ver a quien tenia en frente, mirándolo muy confundida.

Darien! – gritaron las tres jóvenes que estaban atrás.

Que haces aquí?– pregunto Amy, ya respuesta por el golpe que Darien le proporciono sin intención.

Como que, que hago acá?-

Me refiero a que cuando volviste? – aclaro Amy

Ayer - contesto de mala gana, bastaba con mirarlas para darse cuenta de que querían matarlo.

Y porque? – pregunto Rei

Volví por trabajo – Darien solo se limitaba a responder secamente, lo justo y necesario, ni una sola palabra extra.

Pero, porque te fuiste? – estaba vez la que pregunto fue Mina, que se encontraba al lado de Rei.

Oigan chicas me da gusto verlas, pero no tengo intenciones de responder sus preguntas, no por ahora así que déjenme tranquilo, si vine hasta acá no fue para verlas a ustedes, así que yo ya me voy – y dirigiéndose a Andrew – nos vemos en casa – así sin decir nada más, dejando a las cuatro chicas muy sorprendidas, se fue.

Pero a ese idiota que le pasa? – dijo una muy enfadada lita que se dirigía hacia Andrew.

No tengo la mas mínima idea, volvió así, cada vez que le pregunto por los motivos de su partida, se enoja y simplemente no me responde o cambia de tema – dijo Andrew, el único que no estaba sorprendido por la actitud de su amigo.

Oye si no me equivoco, dijo que se verían en casa no es así? – pregunto Amy, a la que por cierto no se le escapaba una.

Este… mmm… - decía el joven de cabellera rubia, con la mano en la nuca, no sabia que responder – lo que pasa es que como no tenia donde quedarse yo le ofrecí mi departamento y se esta quedando ahí, por mientras, hasta que encuentre uno –

Dijo que volvió por trabajo, a que trabajo se refería? – pregunto Mina.

Lo que pasa es que va a trabajar en el hospital, en el área de pediatría-

A todo esto Serena sabe?- pregunto Rei.

Si, pero no han hablado, se topo con ella ayer, cuando fue al supermercado, pero no sabría decirte muy bien lo que paso –

Dijiste ayer? – volvió a preguntar Mina, recordando la pelea que había tenía con Serena –

Si, ayer – respondió el joven.

Pobre, si que la tiene que haber pasado mal, primero yo le reclamo por no querer confiarnos lo que le había pasado con el y después va y se lo encuentra en el supermercado – Mina se sentía verdaderamente mal, su intención no fue hacer sentir mal a su amiga, pero no lo pudo evitar, la rabia del momento la hizo decir cosas de las que, si bien sabia que eran verdad, se arrepentía, no era quien para juzgarla.

Bueno pero vamos a sentarnos – dijo Lita, habían estado todo el rato en la entrada.

Tienes razón – dijo Amy, dirigiéndose hacia una mesa donde se sentaron las cuatro junto a Andrew.

Ya en la mesa, se pusieron a armar panorama para la noche, era común en ellos juntarse los días viernes o sábados, en la noche, siempre que podían lo hacían y ahora con mayor razón, pues su amiga Amy estaba de vacaciones en la ciudad.

Entonces, nos juntamos a las 10 de la noche en el "torbellino" – dijo Mina, siempre era ella la que armaba los panoramas y el "torbellino", era su lugar favorito, en realidad de todas, ya que tenían karaoke y siempre había alguien cantando o realizando algún tipo de show.

Oigan chicas, saben se me había olvidado decirles que invite a Darien – dijo Andrew, con la mano en la nuca y una gota en la cabeza.

A Darien? – exclamaron todas.

Bueno si, es que de todas formas hay que celebrar su regreso –

Vaya regreso – dijo Rei, con cierto grado de ironía.

No creo que haya nada de malo en que vaya, si es que quiere – dijo Amy

En todo caso me dijo que lo iba a pensar, no estaba muy convencido que digamos, así que no es nada seguro –

Vaya o no vaya, da lo mismo si lo que importa es pasarlo bien, no creen? – dijo Mina tratando de no tomarle mucha importancia al asunto.

Estoy de acuerdo – dijo Lita.

Que puedo decir – Rei no estaba muy convencida, no lograba olvidar lo que le Darien le había hecho a su amiga, pero si todas las demás estaban de acuerdo ella no podía hacer nada, si total iban a divertirse no a pasar un mal rato.

Entonces voy a tratar de que me acompañe, aunque como ya les dije no es seguro de que vaya – así quedaron de juntarse los 5 en la noche.

Ya era de noche y en casa de serena se escuchaba el sonido del timbre.

Ding dong, Ding dong -

Yo voy señorita Serena - dijo Reika abriendo la puerta.

Buenas noches – dijo el joven que tocaba el timbre.

Pase joven Seiya, Serena ya viene, esta haciendo dormir a Rini –

Bueno entonces la espero aquí en el living – dijo Seiya sentándose en el sofá, mientras esperaba a que su amiga llegara.

Ya, por fin se durmió – dijo Serena que había logrado que su hija se durmiera, era muy difícil, sobre todo los fines de semana cuando ella se iba a trabajar.

Nos vamos? – pregunto el muchacho

Vamos – respondió Serena

Cualquier cosa la llamo a su celular, cuídese mucho y que le vaya bien – dijo Reika.

Usted igual cuídese y llevo mi celular por cualquier cosa – dijo Serena antes de salir.

Seiya era un compañero de trabajo y un muy buen amigo de Serena, lo había conocido en el "mirando las estrellas" el bar donde cantaba junto a Seiya los fines de semana, ahí se habían muy buenos amigos, por lo que de vez en cuando cantaban a dúo. Eran muy popular entre las personas que iban, a todos les gustaba la hermosa voz de Serena y la grandiosa interpretación de él.

Producto de que trabajaban en las noches y el joven vivía muy cerca de ahí, todos los viernes y sábados la iba a buscar, para irse juntos, de esta forma Serena se sentía mas segura y no le daba miedo el trayecto.

Como no podía dejar sola a su pequeña, había optado junto a Reika, que esta última se quedaba a dormir los días en que ella trabajaba de noche, así Rini no se sentía tan sola y estaba cuidada por alguien de confianza, por lo que Serena se sentía más tranquila al momento de irse a trabajar.

Por otro lado en casa de Andrew, este hacia todo lo posible para que su amigo aceptara salir con el, a lo que Darien se resistia.

Por favor… si nos vamos a divertir – trababa de convencer a Darien.

No tengo ganas –

Hay mira vamos, y si no te parece te vienes –

No quiero, ya te dije –

Si sigues así te vas a volver un amargado –

Prefiero ser un amargado, esa es mi forma de ser feliz –

Pero a quien le gusta vivir encerrado, no te vas a arrepentir, además ya van a ser las 10 y si no llego luego las chicas me van a matar –

Sobre todo Lita no es cierto? –

Que dices? – Andrew se había sonrojado ante el comentario de su amigo.

Hay si ya todo el mundo sabe que estas vuelto loco por ella –

Nada que ver, son ilusiones tuyas –

Ilusiones? Has estado enamorado de ella desde antes que me fuera –

Jajaja tanto se me nota? – aun seguía ruborizado.

No ni tanto, pero eres como mi hermano y te conozco, yo pensé que hasta estas alturas ustedes ya estaban casados – bromeo Darien.

Ya quisiera yo, pero no me atrevo, me da miedo que me diga que no le intereso – confesaba Andrew

Yo pienso que no pierdes nada intentándolo –

Lo mismo digo yo, no pierdes nada yendo conmigo al bar – le dijo a Darien cambiando el tema.

Aaaay! Vas a seguir con lo mismo ya te dije que no –

Si tu lo dijiste no pierdes nada –

Tiempo –

Y que vas hacer solo aquí? Mejor perder el tiempo haciendo algo entretenido que viendo tele – seguía luchando por convencer a su amigo.

Esta bien, esta bien tu ganas – Darien se dio por derrotado.

En serio?, entonces apúrate que ya es tarde –

Mira hagamos una cosa, ándate tu y yo llego después, total a mi nadie me espera – le guiño el ojo a su amigo – y tengo que ducharme y arreglarme todavía –

Mmmm – Andrew dudo un momento – bueno, pero llegas verdad? No me estarás engañando para que me vaya y te deje tranquilo?

Aay no! En serio, dame la dirección y yo llego en un rato más esta bien? –

Bueno, mira el local se llama "torbellino" y queda en la avenida plutón, te acuerdas donde queda?-

Si, si me acuerdo si no me fui por tanto tiempo, ya ándate mejor será, yo te alcanzo allá en un rato más –

Esta bien, nos vemos entonces, no me falles – le dijo Andrew antes de salir.

Media ora mas tarde Darien ya estaba bañado y vestido listo para salir, llevaba puesto unos jeans negros, camisa celeste y un chaleco de hilo con cuello en v del mismo color del pantalón. Así que tomo su billetera y partió hasta donde su amigo le había indicado.

Ya en la avenida plutón, comenzó a recorrer los distintos locales que se encontraban.

Donde fue que me dijo? – no lograba acordarse del nombre del lugar que le había dicho su amigo. De pronto vio un cartel que decía "karaoke en vivo" y recordó que su amigo le había mencionado que al lugar que iban tenía karaoke, así que miro el nombre del local y decía "mirando las estrellas".

Este tiene que ser el lugar – así que sin esperar más decidió entrar.

continuara ................
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 10.09.11 0:51

:O uuuuuuuuuuuuu darien se va a encontrar a serena con seiya!!! :O gomen
no me puedo perder estooo
que rini no tiene los ojos rojos? ??? (de cualquier forma es tu fan fic asiq podes hacer lo q qieras hey!! risa )
pobre serena, debió madurar para hacerse cargo de rini sola gomen , todavia no entiendo porque se separaron!! gomen #(>.<) ¬¬ gomen espero saberlo prontoooo
como siempre te felicito por tu fan fic, xq es GENIAL y te agradesco por tu esfuerzo, xq debe costar mucho escribir un fic tan original y perfectamente narrado; realmente naciste para esto sip xD

PD: perdon por la tardanza al responder el tema gomen , es que la escuela se esta interponiendo con mi participacion en el foro x.X
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 17.09.11 19:10

hola hola Una canción de despedida es el adiós
Dentro del local trato de encontrar a su amigo, pero no lo vio por ningún lado, como ya estaba dentro decidió sentarse en una mesa y tomar algo, de todos modos su celular se le había quedado en la casa y no tenia como ubicarlo, además estaban anunciando que en un rato mas iba a comenzar el show.


Disculpe, desea servirse algo? – le pregunto una camarera del lugar.
Si, un wisky doble con hielo por favor – le respondió
Muy bien, se lo traigo enseguida, no desea algo más? –
No muchas gracias, por ahora solo voy a pedir eso –
Ok –
A los 2 minutos ya tenía su trago en la mesa y animador esta a punto de presentar a las estrellas de la noche.
El tiempo de espera ya se ha terminado – anunciaba el animador mientras que la música comenzaba a sonar – lo que tanto hemos anunciado llego, dejo con ustedes, lo que tanto han esperado y pedido, esta vez se presentaran en duo, las estrellas del momento, Seiya Kou y Serena Tsukino.

Darien se llego ahogar al escuchar el ultimo nombre, no lo podía creer, desde cuando hacia ese tipo de cosas, no atino a nada más que quedarse a ver mientras ella y su compañero subían al escenario y comenzaban a cantar. Mientras cantaba la miraba fijamente, se veía diferente, quizás era por el papel que ejercía al estar ahí frente a todos, aun así, no entendía, era algo más, algo que le hacia remover sentimientos, que tenia muy bien guardados muy dentro de su corazón

Empezó la canción y canto serena junto con seiya

Ya llevaba un buen tiempo trabajando en ese lugar y estaba acostumbrada a que los hombres se le quedaran mirando mientras se presentaba, al principio era algo incomodo, pero ahora nadie la intimidaba, para ella era solo un trabajo, así que no le tomaba la mayor importancia aquellos hombres que la veían con deseo o simplemente admiración.

Seguía cantando como si nada, pero de pronto sintió que alguien no le sacaba el ojo de encima, era distinto, no era como todos, lograba asustarla e incomodarla, algo que disimulaba muy bien, tenía una sensación extraña, ni ella misma entendía porque se ponía tan nerviosa y lo peor de todo era que no lograba encontrar al causante.

Escuchaba su voz como tantas veces la escucho cantar y había que decirlo, lo hacia sumamente bien, ya había olvidado todo lo que esa voz le provocaba no podía dejar de mirar esos ojos celestes, los mismos que lo enamoraron el día que se conocieron en la casa de su amigo y que lo hipnotizaban cada vez que se veían y esos labios carmín, tan dulces como la miel, que un día fueron suyos, esos que tantas veces le profesaron amor, tenía que admitir que lucia hermosa, como un ángel

sintió que las piernas le temblaban, por un instante no logro sacar la voz, había encontrado al causante de todo lo que estaba sintiendo, estaba ahí sentado en la mesa del fondo, mirándola fijamente, ¿que hacia ahí?, no podía creerlo, se veía tan tranquilo, como si nada ocurriese, tan varonil, con esos ojos tan penetrante, los mismos ojos que su hija había heredado y que le hacían recordarlo todos los días, no la dejaba ni un solo segundo la seguía con la mirada, pensó en dejar de cantar y salir corriendo como una niña, pero no, siguió y lo miro de frente.
Se había dado cuenta de su presencia, lo notaba porque lo miraba fijamente, como si algo quisiera decirle, pero no entendía que. Logro, por una segundo, olvidarse de toda la rabia que le tenia, quisa subir al escenario y llevársela con el, ¿a donde? Daba lo mismo, lo único que quería era volver a sentir esos labio, volver a tocar su piel, esa piel tan suave, tan solo con pensarlo se le erizaba la piel, pero por mucho que quisiera no podía, las cosas ya no eran igual y no podía tener ese tipo de arrebatos, así que se quedo ahí y siguió tomando su trago.


Al terminar la canción, Serena ni siquiera dio las gracias por los aplausos que llenaron el local y que iban dirigidos a ella, bajo como pudo y se fue al camarín, estaba sumamente confundida, esperaba que todo fuese un sueño, que mañana despertaría y todo seguiría igual, pero sabia que no era así, el estaba ahí, a solo unos metros de ella, ¿a que había ido?¿porque estaba ahí?, tenia un millón de preguntas en la cabeza, preguntas que solo él podía responder y que ella no se atrevía hacerlo.
Seiya noto el comportamiento extraño de su amiga, no tenía la menor idea de porque había reaccionado de esa forma por lo que dio las gracias y salio tras ella.
Serena que fue eso?- pregunto preocupado.
Nada –
Como que nada, prácticamente saliste corriendo –
Solo me sentí un poco mal – metió, aunque no del todo ya que se había sentido mal producto de la presencia de Darien.
En serio y ya te sientes mejor?-
Si, ya estoy mejor, solo tenía que descansar un poco – volvió a mentir.
Que bueno porque después de Berjerite te toca salir actuar en solitario – le recordó Seiya
Verdad, pero quiero cambiar mi repertorio, ya no voy a cantar lo que tenía pensado – dijo buscando una letra que tenía escrita en un papel y la música que tenía en un cd – toma entrega esto, por favor es lo que voy a presentar – le paso el cd con la pista.
Esta bien, pero ya prepárate que te están por anunciar –
Ok, gracias -
En el escenario, después de hacer los cambios pedidos por Serena, el animador la estaba por anunciar.
Bueno y ahora como ultimo numero de la noche, vuelve a subir al escenario, pero esta vez en solitario, la grandiosa… - hizo una pausa para luego nombrarla – Serena Tsukino!.
Serena tomo el micrófono y antes de comenzar a cantar dijo.
Me gustaría dedicar esta canción a una persona, la cual no necesito nombra, ya que estoy segura de que el sabe quien es - Dirigió su mirada hacia el fondo donde se encontraba Darien y comenzó a cantar.

Cada palabra que le dedicaba, le provocaba un eco en su corazón, tenia claro que era lo mejor, con esto se estaba despidiendo, si alguna vez soñó con su regreso, con volver a estar juntos, en formar una familia con él y su pequeña hija, ahora le decía adiós, adiós a todos esos sueños que un día compartió con él. Por un momento creyó que se iba a desmayar, que las fuerzas no la acompañarían esta vez, los recuerdos iban y venían, sentía que la cabeza y el corazón le iban a estallar, pero aun así continuó, tenia que terminar con esto de una vez por todas y si no era capaz de decírselo a la cara por lo menos lo era de esta forma.


Serena no le apartaba la vista ni un solo momento y él, él le seguía cada paso, cada movimiento que proporcionaba, tan sutiles y delicados, cada palabra que emitían esos labios le llegaban a lo más profundo de su ser, en ese momento, los motivos por lo que estaban separados daban lo mismo, no le importaba haberla visto con otro, no le importaba si le había mentido, que más daba si las cosas ya estaban echas y ahora eran parte del pasado, pero lo que sentía por ella ¿realmente era parte del pasado? Su corazón le decía que no, que ella era su pasado, su presente y su futuro, comenzó a vivir el día que la conoció y murió el día en que la vio en brazos de otros, fue ahí cuando comprendió que todas sus palabras de amor eran mentira, al fin y al cabo las palabras se las lleva el viento. Aun así con toda la rabia que sentía por dentro, no lograba dejar de mirarla, ese desplante resaltaba su figura y su elegancia, se daba cuenta como lo miraba, no era odio lo que transmitía era dolor, pero dolor porque? por haberlo engañado o por tener que despedirse? Solo ella lo sabe.

No podía creerlo, seguía ahí, sin moverse ni decir nada, como si le diera lo mismo, acaso nunca la iba a perdonar? Si ella no tuvo la culpa, todo fue un mal entendido, sabia a la perfección porque el la había abandonado, pero no lo entendía, no es que no hubiesen sido motivos suficiente a los ojos de el, pero todo lo que el vio no era cierto y ni siquiera le dio tiempo para explicarle, no confió en ella cuando le grito que no era lo que parecía. Mientras estuvieron juntos no hubo un solo días en que no le digiera lo mucho que lo amaba y se lo demostró la noche en que concibieron su amor, su única noche, la que tuvo el fruto más bello del mundo y que ahora era su único consuelo. Cuantas lagrimas derramo por el, cuanto sufrió el día que se dio cuenta que se había marchado, tanto fue su dolor que se dejo morir, lo busco por tanto tiempo para volver a su lado, para explicarle todo y ahora que estaba frente a ella era tarde, su decisión estaba tomada y con esto daba por concluido lo que pudo y nunca llego a ser.

vio bajar del escenario y desaparecer tras el, su mente estaba en blanco ya no quería pensar en nada, hasta eso le dolía. La cabeza le daba vueltas producto del alcohol, llevaba el quinto vaso de wisky, no supo en que minuto se tomo los demás, tampoco le importaba, quería olvidarse de todo, del mundo entero si fuese posible, le dolía mucho su pecho, más específicamente el corazón, ¿como una simple canción podía provocar tanto sufrimiento tanto dolor? Sabia muy bien la respuesta, no era la canción como tal lo que le provocaba todo esto, sino su significado, le dolia más de lo que hubiese querido, si pensó que existía alguna posibilidad de estar juntos de nuevo, por pequeña que fuera, con esto se había esfumado, este era el adios.
El karaoke inició, la gente comenzó a subir al escenario para cantar lo que quisiesen, era cuestión de elegir la pista y tomar el micrófono, para comenzar a cantar, algunos lo hacían por diversión otros producto del alcohol.
CONTINUARA…………….
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 18.09.11 15:24

queeee capitulo mas emotivooo TT-TT

me encantooooo te lo juroooo, me haces sentir en carne propia cada uno de los sentimientos que muestran todos sos una excelente escritoraaa
me muero x ver q paso despues (ahh y la cancion es hermosisima )
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 19.09.11 22:48

CAPITULO 5 UN ADIÓS SEGUNDA PARTE


Ya había pasado una hora desde que Serena bajo del escenario y todavía permanecía absorta en sus pensamientos, sus compañeros de camarín la hablaban, pero ella no respondía, no le importaba que le gritaran tratando de llamar su atención, simplemente continuaba con la mirada perdida ni siquiera Seiya logro captar su atención, aunque la zamarreo un poco, no obtuvo respuesta por parte de esta. De pronto una voz a lo lejos proveniente del local logro sacarla de su transe, era él, su corazón se agito y dirigió su mirada hacia la puerta del camarín que daba al escenario.

Sin darse cuenta de lo que hacia subió al escenario, para ese entonces ya tenía nueve vasos de wisky en el cuerpo y la conciencia muy lejos de ahí, tomo el micrófono, pero antes de ponerle play a la pista para comenzar a cantar pronuncio unas palabras.

Se que me estas escuchando y te quiero decir que entendí perfectamente lo que quisiste decir hace un momento, así que aquí tienes mi respuesta – puso play y comenzó a cantar dejando a todos los presentes sin entender nada.
CANCIÓN ECLIPCE TOTAL DEL AMOR



No supo en que minuto llego hasta ahí, pero lo estaba mirando, tenía su mirada fija en el, se percato de su evidente estado de ebriedad, pero no fue capas de hacer nada solo se quedo ahí, a un lado del escenario.
El se dio cuenta de su presencia y se acerco, le tendió la mano y la hizo subir quedando frete a frente. El publico quedo impactado ante la reacción de la muchacha, nunca nadie pudo acercarse a ella, no aceptaba la invitación de nadie, por muy buenas intenciones que tuvieran, solo se limitaba a cantar y ahora estaba frente a todos escuchando a un desconocido según los clientes más recurrentes.

Observando todo se encontraba un joven que miraba incrédulo a su amiga, tantas veces le había confesado su amor, le ofreció comenzar una vida de cero junto a él y a su hija, pero ella nunca lo acepto solo se limitaba a decirle que eran amigos, que así lo prefería. Y ahora, ahora estaba frente a un hombre que nadie conocía, ni siquiera el, su confidente, lo miraba de una forma distinta, con melancolía, dolor, pero sobre todo con amor.


Hizo una pausa dejando que la música fluyera, la tenia ahí frente a el, le acaricio la cara, toco sus labios, para luego tomarla de la barbilla, hubiese querido abrazarla y decirlo que ya nada importaba que empezaran de nuevo, pero no tuvo valor, esta era la despedida así que se acerco a su oído, sintió como la piel de su acompañante se erizo por completo al percibir su respiración tan cerca de su oído.

Nunca tuvimos una despida, me fui sin decir nada y ahora sin importar los motivos de mi partida, quiero que sepas que te ame, te ame más de lo que imaginas y ahora, ahora te digo adiós para siempre, eres libre de mi como yo de ti – continuo sin soltarla ni dejar e mirarla, mientras una lagrima rodaba por su mejilla, era más difícil de lo que imagino.



Aun la tenía tomada por la barbilla, su cuerpo no reaccionaba, sus piernas no le hacían caso y las palabras de aquel muchacho no dejaban de resonarle en la cabeza, ", ahora te digo adiós para siempre, eres libre de mi como yo de ti", hasta ese minuto no había caído en la cuenta de todo lo que ello implicaba,¿sería capaz de dejarlo ir?, pero sobre todo, ¿sería capaz de ocultarle lo de su pequeña?, antes tenía una excusa no sabia donde estaba, pero ahora, ahora lo tenia al frente, realmente era capaz de dejarlo ir?, no pudo hacer nada, quería pedirle que huyeran juntos, que la abrazara y que no la soltara nunca más, deseaba más que nada en el mundo poder explicarle todo, pero fue incapaz de pronunciar una sola palabra, ya que sus ojos se cristalizaron y sin poder evitarlo, las lagrimas comenzaron a salir solas sin ser capaz de detenerlas.


Se le estrujo el corazón al verla llorar, sabía que el causante de esas lagrimas era el. Las miradas del publico eran de confusión nadie entendía que hacia esa pareja ahí y porque la muchacha lloraba, pero a ellos no le importaba, todo el mundo había desaparecido, en ese momento solo eran ellos dos y nadie más.


Al terminar, como pudo Darien coloco el micrófono en su lugar, le costaba caminar, el alcohol todavía estaba presente en cada parte de su cuerpo, se acerco a la caja y pago su cuenta, para luego salir del lugar sin decir nada más. Por su parte Serena se quedo estática en el mismo lugar done el la dejo, se quedo así por varios minutos, lo vio marcharse, su mente estaba en blanco y las lagrimas no dejaban de caer, de pronto sus piernas reaccionaron, sabia que tenia que ir de vuelta al camarín y eso pretendía hacer, pero algo fue más fuerte, su piernas no reaccionaron para hacerle caso a lo que su cabeza le decía, sino para lo que su corazón le indicaba.
Así corrió tras el dejando a todos mas sorprendido de lo que ya estaban, corrió lo más rápido que pudo, no lo veía por ningún lado, ¿acaso ya todo había acabado?

¿Ahora si?, cuando se estaba a punto de darse por vencida, vio una sombra a lo lejos, caminaba con dificultad tambaleándose de un lado a otro, lo reconoció inmediatamente, era el, como pudo aumento la velocidad, sus piernas no le ayudaban mucho, estaba cansada, pero no le importo, lo siguió sacando fuerza de quien sabe donde hasta que lo alcanzo.

Ya llevaba un buen rato caminando, todo se veía muy borroso y apenas se lograba mantener en pie, tenia la cabeza en blanco lo único que quería era llegar a la casa de su amigo, para olvidarse de todo y poder dormir, pero de pronto sintió como una mano lo detenía, de forma inmediata se dio vuelta para quedar frente a frente, como hace unos minutos, con Serena, no dijo nada y ella tampoco solo se miraron y sin pensarlo se fundieron en un beso, el beso mas largo de toda su vida, lleno de pasión, anhelos, recuerdos, amor, pero sobre todo de necesidad, necesidad del uno por el otro, el beso era eterno ninguno de los dos se quería soltar, pero la necesidad del aire fue mayor y tuvieron que parar.

No era necesario decir nada bastaba con mirarse para darse cuenta de que era lo que sentía el otro, se tomaron de las manos y caminaron hacia un parque que se encontraba cerca para sentarse sobre el césped, ninguno de los dos hablaba el silencio se había apoderado de ellos, continuaron por un instante hasta que Darien interrumpió aquel silencio.

¿Porque viniste? – estaba confundido
Por la misma razón que me besaste –
No te resististe –
No –
¿Por qué? – estaba intrigado, no entendía el comportamiento de ella, ni siquiera entendía el del, se podría decir que era producto del alcohol, pero este ya se le había pasado, no del todo, pero era conciente de todo lo que hacia y no quería alejarse de ella.
No pude, no puedo contra mi corazón – lo miro a los ojos, su mirada era la misma que años atrás, la misma que le decía que la amaba, pero realmente era así, ¿aun la amaba? – Darien… yo nunca te engañe… te lo juro.
No me puedes decir eso, te vi., te vi con el y tu lo sabes –
Nunca me dejaste explicarte las cosas, ese día yo… - Darien no la dejo terminar, antes de que ella pudiera darse cuenta la tenia debajo, presionándola con su cuerpo para que no se escapara –
No quiero explicaciones y nos porque no las necesite – le dijo al oído y en casi un susurro – sino porque no te voy a creer.
Pero porque? – no lo podía creer, no entendía, sabia que el era orgulloso, pero ¿tanto así? – acaso tu orgullo es más grande?.
Entiende que no se trata de orgullo, es algo más – le dijo mirándola a los ojos, aun la tenía debajo y no tenia pensado cambiar de posición.
Que es? –

Serena…- hizo una pausa antes de seguir – olvidémoslo todo, por favor, solo esta noche, entiende, no se que es lo que suceda mañana, no se si te vuelva a ver, no se si sea capas de ir de nuevo a ese bar, no sabiendo que tu estas ahí – lo miraba confundida, podía ver todas las interrogantes en sus ojos así que decidió continuar – esto no es una reconciliación y se que te preguntas que es, según yo la verdadera despedida, a lo mejor soy egoísta, pero te necesito esta noche, te quiero conmigo, solo por hoy, veo en tus ojos que quieres saber si es que aun te amo…-

hizo una pausa que duro algunos minutos, por la cabeza de la muchacha no solo pasaba esa pregunta sino muchas más, pero ya tenia la respuesta de dos de ellas, no era una reconciliación, no es que esperara que lo fuera, pero era bueno saberlo, ¿entonces que es lo que era? El lo dijo muy claro era la despedida, esta era la verdadera despedida y ella así lo sentía también, la despedida cara a cara, la mas difícil de todas, pero la definitiva. Aun había algo más ¿acaso el aun la amaba? De todas las preguntas que se formulaba esa era la única que no quería escuchar su respuesta, tenía miedo a lo que el pudiera decir, tan solo pensarlo le daba escalofrió, por lo mismo antes de que el pudiera responder lo callo, dándole el beso más efusivo de su vida, como si de eso dependiera su vida.

Bueno no hace falta contar que paso verdad ya lo saben ]



Estuvieron un buen rato así, hasta que todo pasó, se vistieron y se abrazaron, se quedaron así todo el resto de la noche, vieron como amanecía, el sol le daba la bienvenida a un nuevo día, a pesar de no haber dormido en toda la noche, ninguno de los dos esta cansado, podrían pasar años así y ninguno de los dos se agotaría del otro.
La gente comenzó aparecer, por lo que Darien miro el reloj, no tenía idea de la hora que era, tampoco le importaba, pero tenía que volver a casa, lo mismo que Serena, aunque eso significase que todo esto se daba por concluido.

¿Que hora es? – pregunto Serena.
Son casi la ocho, ¿ya te tienes que ir? –
¿Las ocho? – estaba horrorizada en que minuto, se paso tan rápido el tiempo.
¿Porque te asustas tanto o que acaso todavía creías que eran las 10 de la noche o es que tus papas te van a retar? – se burlo de ella.

Como crees, no, no es eso –
¿Entonces? – se acerco a ella y le deposito un beso – buenos días princesa.
¿Princesa?, ¿me dijo princesa?¿que significa eso? – pensó – buenos días – dijo con un leve rubor en las mejillas.
No me respondiste, entonces que es, ¿porque te asustaste por la hora? –
Es que ya es tarde, o mas bien dicho temprano – hizo una leve sonrisa
Ya veo, ¿es hora de volver al mundo real no es cierto? –
Si- dijo con pesar.
Ambos se levantaron y caminaron unas cuadras de la mano.
Creo que hasta aquí no más podemos seguir juntos – dijo Serena
Así parece – le dijo el.

Entonces… - no pudo continuar ya que Darien la callo con un beso, el beso más tierno y dulce del mundo.
Serena… ya es hora – dijo mirando hacia delante mientras ella estaba abrazada a su pecho.
Si – se separo del – yo me voy por aquí –le dijo apuntando el camino
Esta bien, cuídate mucho –

Tu también – le proporciono un beso en los labio y comenzó a caminar.
Serena! – le grito, a lo cual esta se giro para mirarlo – es necesario que sepas la respuesta – Serena lo miraba confundida, no sabia bien a que se refería, mientras el caminaba hacia ella, la tomo de la barbilla y continuo - ¿si es que acaso te sigo amando?

La respuesta es no, no te amo – bajo la mano y comenzó a caminar dejándola ahí parada mirándolo, sabia que con esto le partía el corazón, pero era la verdad no la amaba, no quiso mirar hacia atrás solo le limito a continuar su camino a casa de su amigo.

Un dolor en todo el cuerpo la invadió, quería llorar, pero no lo iba hacer, ella sabia muy bien que esto pasaría, después de todo con el tiempo se logra el olvido y lo que horas atrás había ocurrido el muy bien se lo dijo, era la despedida. Como un zombi camino hasta su departamento, nunca había llegado a esa hora, por lo que la señora tashimura la estaba esperando.

Señorita Serena! Se encuentra bien? – estaba preocupada, no la había sentido llegar en toda la noche y en la mañana no la encontró cuando fue a ver a Rini que lloraba.
Si, solo estoy cansada – dijo con un hilo de voz.

Me alegro, supongo que esta cansada se va acostar? – se dio cuenta de la profunda tristeza que emanaban sus ojos así que no quiso hacerle ninguna pregunta sobre porque no había llegado a casa la noche anterior.
Si, por favor cuide de mi hija por favor, solo voy a dormir un par de horas –
No se preocupe, la pequeña se despertó temprano, pero se volvió a quedar dormida, eso si pregunto donde estaba usted y le dije que había ido a comprar algo temprano, por eso no estaba –
Ya veo gracias y disculpe por no llegar anoche –
No me pida disculpas si esta es su casa usted ve lo que hace – le dijo con una sonrisa, lo que tranquilizo a la muchacha.

Serena se fue directo a su habitación, ahí estaba su pequeña, al parecer había decidido dormir en su cama y no en su propia habitación, se veía tan tranquila, tan linda, ese era el fruto del amor entre ella y Darien, el mismo que le había dicho que ya no la amaba, se sentía tan mal por todo así que se acerco a su pequeña y la abrazo, la abrazo tan fuerte como si se le fuese a ir la vida, no aguanto más y comenzó a llorar, lloro hasta que ya no pudo más y el sueño la venció.

Por su parte Darien había llegado a la puerta de la casa de Andrew, se detuvo un momento antes de abrir, pero luego entro encontrándose con Andrew que a pesar de que anoche el también había salido ya estaba en pie, lo miraba de forma acusadora se notaba que estaba enojado y que de seguro le iba a reprochar que no había llegado anoche.
Miren quien se digna a aparecer – dijo Andrew irónicamente al ver que su amigo recién llegaba.
Perdón? –

¿Acaso estas son horas de llegar? –
Creo que ya estoy bastante grandecito para saber a la hora que llego – dijo Darien dirigiéndose a su habitación.

Supongo que me vas a decir donde demonios te metiste anoche! – dijo molesto
Por ahí –
Por ahí? Eso es lo único que me vas a responder? –
Si es lo único y ya déjame en paz que me duele la cabeza – le respondió Darien también molesto.
Bueno y me puedes responder porque no respondiste a las mil llamadas que te hice anoche? – le reprochaba a su amigo

Se me olvido el celular – le dijo tranquilamente, lo que hizo que Andrew se enojara más, no es que lo fuese a retar como a un niño, pero lo había estado llamando toda la noche y le había prometido que llegaría, lo cual nunca hizo.

Y me respondes así como si nada, entonces me puedes decir porque no llegaste o donde estuviste? Porque me prometiste que irías y no llegaste –
Esta bien, si fui, lo que paso es que olvide el nombre del local que me dijiste, así que como lo único que recodaba era la dirección y el karaoke busque un lugar que tuviera uno y entre, como no te vi. y no llevaba el celular decidí quedarme ahí –

Mmmmmmmm… te creo pero supongo que el local no lo cerraron recién, así que dime, ¿Dónde estuviste todo este rato? – ya no estaba enojado, pero si muy intrigado, quería saber donde y con quien había estado su amigo.
Jajaja no te lo pienso decir – no dejo que su amigo le preguntara nada, ya que se dirigió rápidamente hasta su habitación y se encerró en ella para luego quedarse profundamente dormido
CONTINUARA …………………
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 20.09.11 12:37

noo puede ser que no la ameeee TT-TT
pero ella si lo amaaa! si hasta rechazo a seiyaaa!!!!!
no es justooo
yo creo q tiene q decirle de rini...no xq crea que volveran a esar juntos si se entera, sino para q darien se entere de q s hija nacio y x todo lo q serena tuvo q pasar siendo una madre soltera y todo lo que sufrio y padecio por la despedida de darien y el cuidado de su bebe

EXCELENTEEEE HISTORIAAAA tenes mucho talento

suerte! y espero la continuacion
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 24.09.11 18:08

hola CAPITULO 6
TRATO PERO NO TE OLVIDO

El fin de semana paso, el día lunes Darien recibió su departamento y paso a instalarse en el, estuvo toda la semana acomodando muebles, ordenando todo, comprando lo que le hacia falta para comenzar su nueva vida, cuando ya todo estuvo listo decidió ir a visitar a Andrew.
Andrew! – le grito Darien al llegar al "Crown"
Hola tanto tiempo –

Jajaja si lo que pasa que con el tema de la mudanza no he tenido tiempo para venir a visitarte –

Bueno y cuéntame ¿como te ha ido con todo eso? –
Bien ya termine, por eso pase a visitarte –
¿En serio? Me alegro, oye pero mira las chicas están aquí, vamos a sentarnos – le dijo apuntando a la mesa donde se encontraba Mina, Lita, Rei y Amy,
Esta bien – fue lo único que le respondió, no era una idea que le agradara mucho, pero tampoco se iba a negar.

Darien! – exclamo Lita al verlo – como estas?
Bien y tu? –

Bien también –

Y que haces por aquí? – pregunto Amy
Supongo que lo mismo que ustedes, vengo a ver a Andrew –
Aaah, el otro día te estuvimos esperando en el "torbellino" – dijo Mina.
Si, si me dijo Andrew, lo que paso fue que me perdí y no pude llegar –
Si y todavía no me ha querido decir, donde paso la noche porque llego como a las 9 de la mañana del otro día – dijo Andrew antes de que Darien pudiese seguir, ganándose una mirada fulminante por parte del aludido.
Ya te dije que me quede por ahí –

Pero no me dijiste con quien –
Y no te lo pienso decir tampoco, así que ya déjame en paz con ese tema – dijo un tanto molesto, ya que Andrew vez que podía le sacaba el tema tratando de averiguar algo más, pero por más que trataba Darien no le decía nada.

Bueno, pero mejor cambiemos de tema – los interrumpió Amy tratando de evitar una pelea – Andrew nos contó que vas a trabajar en el hospital de Tokio, como pediatra ¿es verdad? –

Si así es, pero aun me queda una semana para empezar a trabajar – le respondió no muy animado
Supongo que esta vez te vas a quedar y no vas a salir corriendo como la otra vez, sin decirle a nadie – lo increpo Mina

¿Perdón? Yo no tengo porque darte explicaciones, ni a ti ni a nadie – se defendio bastante molesto ya que no le había echo mucha gracia su comentario.
¿Como que no?

Tú no tienes idea todo lo que sufrió la pobre de Serena –
¿La pobre de Serena? Te aseguro que no tiene nada de pobre – ironizo
Ella sufrió mucho, ni te imaginas como estuvo – esta vez la que hablo fue Amy
Ese no es mi problema – todas lo miraban confundidas inclusive Andrew, nadie entendía el porque de ese comportamiento. Cuando Lita le estaba a punto de reclamar por lo que había dicho, Mina interrumpió.

Serena! ¿Qué haces aquí? – pregunto sorprendida

Hola, vine a visitarlas ¿por? – Serena aun no se daba cuenta de la presencia de Darien ya que estaba sentado de espalda a ella. El al escucharla se puso de pie y la miro acusadoramente, estaba al frente de la causante de todos sus problemas, según el.
Miren a quien tenemos aquí –

dijo sarcásticamente, mirando fijamente a Serena que estaba sumamente sorprendida, primero por encontrarlo ahí cuando pensó que ya no lo volvería a ver y segundo por su forma de actuar, no entendía porque esa reacción.

¿Que pasa aquí? – dijo tímidamente, no sabia como actuar - y tu ¿Por qué me hablas así que yo sepa no te he hecho nada o si? – esta vez se dirigió a Darien.
¿Qué no me has hecho nada? Tu eres la causante de todos mis problemas, pero sobre todo de lo reproches de tus amigas, que por lo que veo no saben nada – le respondió
De que hablan, no entiendo nada –

Haber no crees que ya es suficiente? Mira Darien tu no te imaginas por todo lo que paso Serena después de que te fuiste, ya sufrió demasiado como para que ahora vuelvas como si nada y sigas reprochándole cosas, déjala en paz de una vez por todas!

– la defendio ReY que se había mantenido al margen hasta ese momento, pero al ver la reacción del muchacho no aguanto más y decidió parar con todo esto.

Si Darien por favor, además aquí la única inocente es Serena – reafirmo Lita.
Inocente? Por favor, ya estoy cansado de todo esto, se preocupan mucho de lo que paso Serena, ¿pero ustedes se imaginan el calvario que yo viví?

No tienen idea y ¿saben que es lo peor de todo? Es que me juzgan sin tener idea del motivo por el que me fui – Darien ya había perdido la poca paciencia que le estaba quedando, si bien quizás era el culpable de dejar a Serena nadie sabia lo que el realmente sufrió – Diles, diles porque me fui – mirando fijamente a Serena – diles que te deje porque te vi en brazos de otro! –

Amy, Lita, Rey Mina y Andrew estaban atónitos, no podían creer lo que habían escuchado, pero lo peor de todo es que la aludida no decía nada. Serena no supo como contestar, el Darien que estaba parado frente a ella, no era el mismo muchacho tierno y dulce que ella había conocido, no era el hombre del cual se enamoro, su mirada era fría y el más aun, la rabia, la pena y sobre todo el dolor se apoderaron de ella, si bien el la había visto con otro no era lo que el se imaginaba, pero aunque quisiera el no lo entendería, no supo que decir, a lo único que atino fue a salir corriendo dejando aun más perplejas a sus amigas, al parecer Darien si tenia la razón.

¿lo ven? Salio corriendo, porque sabe que es verdad lo que digo –

Mira Darien a lo mejor es verdad todo lo que estas diciendo, pero yo no me voy a quedar aquí para escucharte, tengo una amiga que de seguro no la esta pasando nada bien y si quieres saber mi opinión yo creo que todo esto tiene una explicación, tu más que nadie sabe lo mucho que te amo Serena, hubiera dado la vida por ti, ¿acaso alguna vez la escuchaste aunque sea para saber que es lo que tenia que decirte? – al ver que no respondía continuo –

me lo imagine, a lo mejor las cosas hubiesen sido diferentes, yo no creo que ella te haya dejado de amar, tampoco creo que tu lo hayas echo, al final, lo dos lo han pasado mal, quizás si te hubieras detenido a escucharla antes de salir corriendo, las cosas serian diferentes, porque lo que tu hiciste fue una cobardía, ni siquiera te atreviste a enfrentarla como lo haría un verdadero hombre, deberías detenerte a pensar un poco antes de ser tan impulsivo –

dijo Mina antes de salir tras Serena junto a las otras 3 chicas, quizás la actitud de Serena no es la que ellas hubiesen esperado, pero de todas formas era su amiga y no la iban a dejar sola.

Las palabras de Mina le quedaron dando vuelva en la cabeza, era verdad que el nunca quiso escucharla y que huyo, porque eso fue lo que hizo, huir, huyo por miedo a saber la verdad, tuvo miedo de imaginar que la mujer por la que el lo hubiese dado todo no lo amaba como el pensaba, que no era correspondido, pero sobre todo que prefería estar en brazos de otro en vez de los suyos, pero las cosas ya estaban dichas y no daría marcha atrás, no quería volver a verla, no por ahora.

Andrew que se encontraba perplejo por todo lo que estaba ocurriendo, no sabía si ayudar a Darien o consolar a Serena, no entendía muy bien lo que estaba ocurriendo, pero decidió enfrentar a su amigo, después de todo las chicas habían ido a socorrer a Serena y alguien se tenia que quedar con él.

¿No crees que estuvo mal lo que hiciste? – dijo Andrew cortando el silencio que había quedado.

Puede ser –

Darien, tu eres mi amigo y siempre vas a poder contar conmigo, pero lo que dijo Mina es cierto, ¿tu le diste oportunidad a Serena de explicarte todo? A lo mejor solo fue un mal entendido –

Andrew gracias por todo pero no quiero hablar no ahora, otro día vengo, ahora tengo que solucionar los problemas que tengo conmigo mismo

– Sin decir más Darien salio del local sin rumbo fijo, se sentía como un miserable, tal vez era cierto y todo fue un mal entendió, pero el vio con sus propios ojos a Serena, estaba demasiado confundido y necesitaba un poco de paz, realmente se sentía mal.
Serena trato de correr lo más lejos posible, no sabia donde ir, solo corrió, corrió lo más que pudo hasta que las piernas no le dieron más, dejandose caer en el pasto de un parque, no aguanto más y comenzó a llorar, al principio era un sollozo medio ahogado, pero mientras transcurrían los minutos el llanto se volvió más fuerte y desgarrante, lo ultimo que había esperado era encontrarse a Darien y peor aun escuchar los reproches frente a sus amigas, nunca le dio oportunidad, ni siquiera cuando volvieron a estar juntos, de explicarle lo que había ocurrido, estaba muy confundida y dolida. De pronto sintió como unos brazos la rodeaban y le pedían que se calmara que todo iba a estar bien, cuando se tranquilizo logro ver quien era y se sorprendió al ver que las personas que estaban al lado suyo eran sus amigas, la estaban consolando, después de todo, nunca les contó nada y aun así estaban a su lado, las miro incrédula y cuando ya se encontraba mas calmada una de ellas corto el silencio.

Serena, ¿Qué fue lo que paso?¿porque saliste corriendo? –
hablo Rey
Yo… ya no puedo más – contesto Serena aun con lágrimas en los ojos.
Serena no te vamos a obligar a hablar, pero a veces es bueno desahogarse y tu ya llevas mucho tiempo guardándote las cosas, eso no te va hacer bien, algún día vas a terminar explotando – dijo Mina.

Lo se.. y ya no aguanto no puedo con todo esto, Darien no tiene idea lo que esta hablando, yo nunca lo engañe, eso lo puedo jurar –

¿pero porque dijo eso?
–pregunto tímidamente Amy

Yo les voy a contar todo – todas las chicas se acomodaron para escuchar el relato de Serena, les contó como sucedieron las cosas y que ella trato de explicarle a Darien lo ocurrido pero el se fue sin decir nada y sin querer escucharla

A medida que la conversación avanzaba, ninguna podía creer que Serena hubiese pasado por todo lo que paso sola, si bien ellas trataron de ayudarla, ella nunca se dejo y cuando se fue ya nadie pudo hacer nada,

¿Porque nunca confiaste en nosotras?, te hubiéramos apoyado y tu lo sabes, somos tus amigas – pregunto Lita

Me dio miedo –

¿Miedo de que? Si que te podríamos hacer nosotras – la interrogo Rei.
Es que hay algo mas –

¿Qué es? – pregunto Mina aún sorprendida por todo lo que Serena había confesado.
Lo que pasa… es que… yo… hubo algo entre Darien y yo… -

¿Qué cosa? – Amy estaba muy intrigada.

Es que… tengo una hija – confeso tímidamente.

¿Qué?- gritaron todas ante la confesión de Serena

¿Pero como? ¿y aun así te trata de esta forma?

No entiendo como es que lo ocultaste Serena eso es más grave de lo que aparenta – dijo Amy.

Es que el no sabe, yo me entere cuando el ya se había ido, por eso me fui, mis papas me mandaron donde mi abuela, ahí fue donde tuve a Rini –

Así que se llama Rini, pero ese es el diminutivo de tu nombre, le pusiste igual que tu – a Rei le pareció gracioso que su hija también llevara su nombre.

Si, mi abuela se lo puso, dijo que era igual que yo así que no me opuse, de todas formas nunca pensé en el nombre –

Esto es demasiado – se quejo Mina

Eso no es todo, todavía me queda algo por contar –

¿Qué? ¿Todavía? – Lita ya no daba más de la impresión.

Lo que pasa es que yo los fines de semana trabajo en un bar, como cantante –
¿Cómo cantante? Es por eso que nunca podías salir con nosotras el fin de semana – dijo Lita.

Si, es por eso, pero eso no es lo importante, lo que pasa es que, el fin de semana pasado, fui como siempre a trabajar y cuando salí a cantar Darien estaba entre el publico y me vio –

Espera – la interrumpió Mina – tu eres la mujer con la que Darien paso la noche ¿no es cierto? – al ver que su amiga no entendía continuo – si, lo que pasa es que ese día nosotros íbamos a salir con el y nunca llego, Andrew estaba muy enojado por eso, ya que dijo que iba a ir, hace poco nos explico que Darien se confundió de local y no llego hasta el otro día, pero no le dijo con quien había pasado la noche –Bueno… si la paso conmigo – confeso mirando el suelo.

Serena se quedo junto con sus amigas por el resto de la tarde, respondiendo las mil preguntas que sus amigas tenían, termino de contarles lo que fue de su vida estos dos años, le hablo de su hija y lo mucho que la amaba, lo importante que fue saber de ella cuando mas mal lo paso y también les contó, eso si sin muchos detalles, la despedida entre ella y Darien, las canciones que se habían dedicado y como ella salio corriendo tras el.

Mientras tanto en otra parte de la ciudad Darien se encontraba muy consternado por todo lo ocurrido, las dudas no lo dejaban ni un solo instante, se sentía fatal, sabia que necesitaba de una explicación y que había sido un tonto, pero lo que sus ojos vieron, no fue mentira, ella estaba con otro, que explicación podía tener, su corazón estaba tan confundido que lo único que quería era caminar.

Después de caminar cerca de una hora, llego a un lugar muy conocido por el, parque nº 10, el mismo que días atrás había presenciado su despedida con Serena, se acerco a un árbol también muy conocido por el, el mismo que tenía tallado su nombre junto al de aquella dama de cabellos rubios y ojos azul cielo, no había prácticamente nadie en el, solo una señora y una niña de no más de un año y medio o quizás dos, se detuvo a mirar un instante como jugaba aquella pequeña se veia tan feliz, la miro por aproximadamente 10 minutos, luego camino hacia una banca que estaba ubicada debajo del árbol, se sentó con las manos en la cara apoyándose en las rodillas, mirando hacia el suelo, recordando lo que años atrás había ocurrido ahí.

Flash Back
Serena –

Si Darien? –

Tu me quieres? –

mirándola a los ojos – dime me quieres?

Porque me haces esa pregunta? –
le pregunto sonrojada
Responde… por favor –
Darien yo te quiero mucho, somos amigos –

Pero yo no me refiero como amigo – le dijo acercándose a su cara y dándole un beso en la boca

Da… Darien… - dijo muy sorprendida la muchacha, no esperaba que su amigo hiciera eso.
Que paso? No te gusto? –
le dijo mirándola a los ojos

No, no es eso, solo que no me lo esperaba, creí que me querías como tu amiga –
Yo te quiero, pero no como una amiga, sino como algo más, yo no se que me hiciste, pero me encanta estar contigo, disfruto verte reír, me alegra saber que me voy a juntar contigo, amo tu sonrisa y tu mirada, dime te gustaría ser mi novia? –
Yo no entiendo… - la mucha se notaba muy confundida

Entonces eso quiere decir que no? – le dijo con sin disimular la tristeza en su rostro.
Darien! Me encantaría ser tu novia, te amo desde hace mucho tiempo… yo pensé que tu no me veías mas que una niñita – dijo apenada.

Lo hago, pero quiero que seas mi niña –le volvió a dar un beso, esta vez con su permiso – serena, quiero que mires bien este lugar, este parque va a ser nuestro parque, el testigo de nuestro amor y confesiones, aquí por primera vez te digo que te amo, te amo con todo mi ser princesa.-

Y yo a ti Darien, y yo a ti –

Fin Flash Back

De pronto las pequeñas manos de una niña de cabello color rosa, lo hicieron salir de sus recuerdos, no entendía muy bien porque la niña se le acerco, era la misma niña que hace unos minutos se había detenido a ver, le pareció muy linda y tierna, le recordaba a alguien muy cercano, pero no estaba muy seguro de quien, de todas formas no presto mucha atención, lo que si lo hizo fue ver como la pequeña se le acercaba tomaba su mano y le secaba la lagrima que sin darse cuenta había dejado caer, nunca antes la había visto, así que no comprendía su comportamiento, lo cual no le importo mucho, la pequeña lo guió hasta el centro del parque y lo abrazo, cosa que lo confundió aun más.
No llore – dijo dulcemente la niña.

Yo no lloraba, solo estaba triste – le respondió junto a una sonrisa.

Yo te vi, así que no mientas, eso no es bueno, mi mamá cuando lloro me abraza y juega conmigo, para que no este triste –

Tu mamá tiene que ser muy linda, si hace eso contigo –

Si – la pequeña tomo la pelota y se la entrego – juguemos para que no estés más triste – termino de decirle devolviéndole la sonrisa que hace un rato el le había entregado.


Esta bien – Darien encontró tan tierno el gesto de la niña que no pudo decirle que no, así que se puso a jugar con ella, olvidándose de todo lo demás.

Unos metros más allá una mujer miraba incrédula a la pequeña, nunca le había gustado compartir con nadie y de pronto Rini estaba, al parecer, consolando y jugando con aquel hombre que jamás había visto, no entendía para nada la situación, pero le pareció tan dulce la escena que no quiso interrumpirla.

Dos horas después Darien aún jugaba con la pequeña, estaba tan concentrado y divertido que se olvido por completo de la hora, hasta que una señora no muy mayor,
aproximadamente de unos 40 años se acerco, llamando a la niña con la que jugaba.
Rini, Rini! – la llamo Reika.

Si? – respondió Rini.

Ya es tarde nos tenemos que ir, tu mamá se va a preocupar –
No me quiero ir – le dijo haciendo pucheros.

Pequeña, ya es tarde la señora tiene razón – intervino Darien.

mmm… pero quiero seguir jugando contigo –

Mira hagamos una cosa, mañana vienes y jugamos de nuevo, ¿te parece? – trato de convencer a la pequeña.

Bueno, nos vemos mañana ¿ya? – le dijo muy entusiasmada la niña.
Muchas gracias joven – le dijo Reika

No se preocupe, de todas formas nos vemos mañana cierto? –
Si, a la misma hora –

Las voy a estar esperando – dijo Darien dirigiéndole una sonrisa a Rini.
Nos vemos – se despidió la señora.

Darien se quedo viendo como las dos se iban, Rini le hacia señas mientras la mujer la cargaba, después que se fueron decidió irse a su casa, estaba cansado y le dolía la cabeza, la pequeña si que lo había echo olvidar todo por un instante, se sintió tan feliz mientras jugaba con ella que deseo de verdad tener un hijo.

Como desearía que mi hijo fuera como ella, tan linda y dulce – pensó en voz alta antes de comenzar a caminar rumbo a su departamento.

Los días pasaron y Serena cada vez que podía iba a visitar a sus amigas, ahora que ya sabían toda su historia y la entendían se habían vuelto sus más intimas confidentes, le gustaba pasar el tiempo con ellas, ya les había presentado a su pequeña y tenían estrictamente prohibido comentar sobre ella a Andrew o a Darien, no quería que por ningún motivo este ultimo llegase a saber la verdad, por su parte él ya no había vuelto al Crown, no quería volver a encontrarse con Serena o sus amigas, no quería más reproches por parte de ellas. Cada vez que podía iba al parque nº 10 a jugar con Rini,

se habían vuelto muy amigos y la señora Reika su confidente, no sabia muy bien porque, pero con ella se desahogaba, le había contado toda su historia y estaba muy conmovida con ella, pero más aun con el comportamiento que tenia con la pequeña, realmente parecía su padre, le llevaba regalos y le compraba dulces, jugaba toda la tarde con ella, el tiempo que él pasaba con ella la miraba de una manera diferente,

no como una niña cualquiera, le entregaba todo el cariño del mundo de la forma que solo un padre lo haría y Rini se había apegado mucho a él, pasaba todo el tiempo preguntando si ya era hora de ir al parque, para jugar con su "amigo grande" como lo llamaba ella. Serena no se había percatado de nada, sabia que su hija tenia un amigo mayor, pero no tenia idea de quien realmente era y aunque muchas veces trato de conocerlo, las circunstancias nunca se lo permitieron, siempre ocurría algo que hacia que ella no pudiese ir.

Por otro lado Darien estaba por comenzar a trabajar, era domingo y mañana era su gran debut como pediatra, por lo que decidió que al terminar su jornada con Rini iría al hospital a ver que todo estuviera en orden para el otro día.
Ya en el hospital, más específicamente en la recepción.

En que lo puedo ayudar? – pregunto la recepcionista del hospital

Donde puedo encontrar al doctor Urawa?-

Tiene cita? –

No –

Entonces me temo que no lo puedo ayudar –

¿Por qué? –

Necesita una cita para poder hablar con él – respondió hostilmente la mujer
Disculpe, lo que pasa es que no me he presentado Darien Chiba, el nuevo pediatra del hospital, mucho gusto – se presento Darien, un poco molesto por la actitud de la recepcionista.

Dr. Chiba! Como no me lo dijo antes? Yo soy Setsuna Meiou, sígame por favor lo llevo altiro donde el doctor – le dijo guiándolo por un pasillo hacia donde se encontraba el Dr. Urawa

Dr,? –
Si? Señorita Setsuna que desea? –

El Dr. Chiba lo busca – dijo dejando pasar a Darien

Dr.! Lo esperábamos mañana – le dijo sorprendido por su visita

Pues si, pero quise pasar antes para ver que todo este listo, si no es mucha molestia.
No para nada, mira la consulta que esta aquí al lado es la de pediatría, por ende la que vas a utilizar, entra y vela – le dijo mostrándole el lugar – te gusta?

Si esta perfecta- dijo mientras observaba el lugar – entonces esta todo listo para mañana?

Si, todo listo – le corroboro

Me parece estupendo, entonces mañana nos vemos cierto?
Claro –

Al día siguiente Darien se levanto muy temprano, pues no quería llegar tarde a su primer día de trabajo, no quería dar mala impresión, así que se bañó, se vistió, con un jeans claro y una camisa azul no muy oscura, se veía muy sencillo, pero para que más si total después se iba a poner una bata que no iba a dejar ver que es lo que traía puesto. Luego de vestirse se preparo el desayuno, lavo los platos hizo su habitación y salio de su hogar, para dirigirse al ascensor, cuando llego a este apretó el botón para bajar, se dio cuenta de que una muchacha se paro a su lado a esperar el ascensor y cuando se giró ha ver quien era, no lo podía creer el destino los volvía a poner frente a frente.
Tu? – se dirigió hacia la muchach0


Que? Pero tu de nuevo? Que haces aquí? Pensé que ya no te iba a volver a ver- le respondió muy enfadada.

Te aseguro que no era mi intención encontrarme contigo de nuevo, pero ¿que haces aquí? –

¿Como que hago aquí? Aquí vivo, en el 245 – le dijo sin pensarlo, cuando se dio cuenta de que le había dicho el numero de su departamento ya era tarde, así que decidió continuar y averiguar cual era el motivo por el que él estaba ahí -
¿y tu que haces aqui? –

Bueno yo también vivo aquí para tu información, en el 225 – le esbozo una sonrisa de satisfacción al ver su cara de desconcierto ante su confesión.

¿Pero si ese no es... el departamento que queda en frente del mío?-
El mismísimo, al parecer el destino nos vuelve a unir mi querida Serena – ironizo Darien.

Eso te gustaría no es cierto? –

Me da igual, no me interesa – de repente el sonido de las puertas del elevador sonaron y los dos entraron, el resto del viaje fue en silencio cada uno mirando hacia un lado, opuesto al otro como dos niños que se pelean. Cuando las puertas del elevador se abrieron los dos se fueron hacia sus respectivos destinos, Darien al hospital y Serena hacía el jardín infantil.

En este ultimo.

Serena!... Serena…-

Ah? Disculpe Mónica me decía algo? – dijo algo apenada

Te decía que fueras a ver al pequeño Rioco, no quiere salir a jugar y tu eres la única que lo puede convencer – le dijo señalándole al niño que estaba sentado en un rincón- pero Serena dime que te ocurre estas como en otro mundo? – la miro preocupada.

No, no para nada solo es que en la mañana tuve un pequeño incidente, pero nada grave, mejor voy a ver a Rioco, debe estar echando de menos a su madre de nuevo-
Bueno espero que tu incidente no te siga atormentando, te necesitamos aquí en la tierra – le termino de decirdirigiéndose hacia la otra parte del salón.

"Esto no puede ser, las cosas cada día empeoran mas, ahora vivo justo al frente de Darien y lo peor de todo es que no voy a poder ocultarle a Rini, se va a enterar y me va a querer matar, Serena en que te fuiste a meter…" – pensó Serena antes de ir a ver al pequeño.

Estaba sumamente confundida el encuentro de la mañana, no solo le había provocado el miedo de que Darien supiera sobre su hija, sino que también le daba miedo el tener que toparse con el, el tener que verlo y no poder borrar los sentimientos con los que luchaba cada día, le había costado mucho olvidar el incidente en el Crown, aunque gracias a eso recupero a sus amigas y estaba comenzando a sonreírle a la vida, pero ahora justo ahora cuando todo parecía ir bien sale con esto, vivir al frente de él, si que la vida no era justa con ella, algún pecado muy grande debió haber cometido, para tener que pagar de esta manera, de todas formas la vida continuaba y no se iba a echar a morir por algo así, había sido muy valiente en su vida y esto de alguna forma lo iba a superar.
Más tarde en el hospital de Tokio en el área de urgencia.

No! No! No puede ser – gritaba un joven desesperado.

Darien no te sigas echando la culpa – lo consolaba Richard, el Dr. Urawa.

Es que si es mi culpa, no llevo ni un día acá, no pude ayudarlo, no pude salvarlo – gritaba con lagrimas a punto de caer.

Mira, estas cosas pasan y tienes que dejarlas pasar, el niño llego grave ya no había nada que hacer, si lográbamos calmarle la hemorragia no iba a sobrevivir mas de 24 hrs., por favor Darien, se que no es facil, pero tienes que calmarte -

Pero pude haber echo algo, por ultimo dejarlo vivir esas 24 hrs. más! – continuaba muy exaltado.

Darien será mejor que te vayas a descansar a tu casa, estas muy nervioso y aquí no vas a ser un aporte, mejor vete y descansa, mañana vuelves, tienes que entender que estas cosas pasan –

Pero no en el primer día de trabajo! –

Te puede pasar el primer día, el segundo o el tercero, esta no va a ser ni la primera ni la última vez que pase, tienes que aprender a controlar tus emociones y a entender que esto puede ocurrir, mejor vete – le ordenó el Dr. Urawa

Esta bien – dijo resignado, sabia que de todas formas no lo iban a dejar quedarse más tiempo ahí, pero el shock de haber visto a ese pequeño morir, lo descontrolo, dejandolo muy afectado.

Así Darien decidió irse del hospital, quería caminar, dejar de pensar olvidarse de todo un poco, así que se fue hasta el parque numero 10 y se sentó en la en el mismo lugar de siempre, la pequeña Rini no estaba y de cierta manera era mejor así, ver a un niño no le iba ayudar mucho en este momento, echo un vistazo el paisaje fijando su mirada en el lago que ahí se encontraba, había un barandal que lo separaba del parque, por lo que solo se podía mirar a través de este.

Por más que trataba de olvidar a cada minuto se acordaba del pequeño y de la cara que había puesto su madre cuando le habían dado la noticia, era lo más duro que le había tocado vivir en toda su vida, el corazón se le oprimía con cada recuerdo, lo único que deseba era que por un minuto su cabeza quedara en blanco, no tenía a nadie a quien acudir, le hubiese gustado ir donde Andrew, pero prefirió no hacerlo, temía poder encontrarse con alguna de las chicas ahí, por ahora lo mejor era estar solo, aunque realmente necesitaba a alguien a su lado, por primera vez en mucho tiempo se sintió solo.
No muy lejos de ahí iba una chica, de cabellos dorados y ojos azul cielo, caminando hacia su casa, ya había terminado su jornada laboral y echaba mucho de menos a su pequeña hija, por lo que caminaba muy rápido para llegar luego, cuando de pronto se fijo que iba pasando por un parque muy conocido por ella, no pudo evitar detenerse ante el, lo quedo mirando un instante.

"Aquí nos dijimos por primera vez, cuanto nos amábamos, aquí fue donde me pediste que fuera tu novia y aquí mismo fue donde nos despedimos, los momentos más felices y tristes lo viví aquí, ¿Cómo un lugar puede guardar tantos sentimientos y recuerdos?"

, sumergida en los recuerdos Serena se acerco a una banca y se sento, sin percatarse de quien se encontraba al lado.

Parece que es verdad que el destino nos quiere unir –

Darien!...disculpa no me di cuenta que estabas aquí –

No te preocupes, parece que vienes a recordar viejos tiempo o no? – le dijo mirando hacia otro lado y con un cierto tono irónico

Pues no, solo pase por aquí y quise descansar un poco ¿y tu recordando viejos tiempos? – le respondió con el mismo tono

Algo por el estilo, solo quería olvidarme del mundo un rato y aquí es el único lugar que lo puedo hacer, aunque parezca ilógico –

Arto ilógico te diré, aunque si te soy sincera a mi también me sucede a veces –de pronto se percato de que algunas lagrimas caían por su rostro. – que… que te sucede?... ¿porque lloras?- le preguntopreocupada y mirándolo a la cara
Eso no te importa – dijo girando la cabeza hacia el otro lado

A veces hablar hace bien –

Pues ese no es mi caso, además no me pasa nada -

No creo que estés llorando por nada, la gente no lo hace porque si, pero te entiendo si no me lo quieres decir – cuando se estaba preparando para irse, sintió que el comenzó hablar así que decidió quedarse

Hoy fue mi primer día en el hospital-

Y eso que? Tan mal te fue que te quieres olvidar de todo? – bromeo para ver si le levantaba el animo un poco

Si- contesto serio y cortante lo que asusto un poco a Serena.
Bue… bueno ¿y que paso?… no creo que haya sido tan terrible ¿o si?– no sabia que decirle, realmente parecía que algo malo le había ocurrido.

Murió un niño – las lagrimas comenzaban a caer de nuevo –

no pude hacer nada, nada!- golpeando el banco, la rabia y la desesperación se apodero de nuevo de él - es mi primer día… y no pude hacer nada!…

- volvía a golpear el banco – no lo puede ayudar, por más que trate no pude! – por más que trataba las lagrimas no dejaban de caer - te imaginas si este fue mi primer día, lo que van a ser lo siguientes?

Parece que no sirvo para esto, no estudie tantos años para que al final no pueda hacer nada, estudie para ayudarlos entiendes? Para ayudarlos! No para perderlos, soy un fracaso, como puedo esperar que la gente confié en mi? –

No digas eso, estoy segura de que puedes ayudar a esos pequeños – Serena no sabia que decir, realmente era algo horrible, se imaginaba como se podía estar sintiendo Darien, pero se imaginaba como ayudarlo

Serena hubieras visto la cara de su madre… -

Darien tu siempre quisiste ayudar a las personas y te aseguro que lo vas hacer, las cosas pasan, no es tu culpa, solo mira hacia delante y preocúpate de poner tu mayor esfuerzo en que no vuelva a pasar, tienes que ser fuerte y aprender a soportar este tipo de cosas, piensa que suceden todos los días y no te puedes hacer responsable de todo, estoy segura de que eres un excelente medico y vas a ayudar a mucha gente – sin pensarlo se lanzo sobre el y lo abrazo – yo confió en ti – le susurro en su oído.
Gracias… de verdad es bueno saber que por lo menos alguien confía en ti – le sonrió, esas eran la palabras que el necesitaba escuchar – ya me siento mejor gracias por el abrazo – le dijo mientras le guiñaba un ojo.


Bue… bueno de nada… - estaba roja como tomate, no se dio cuenta de lo que había echo, pero al verlo tan frágil, no se resistió y lo abrazó.
Ninguno de los dos sabia que decir o que hacer, lo que provoco que un silencio un poco incomodo se apoderara de ellos dos.
Serena?- decidió interrumpir el silencio

Si?-

Porque lo hiciste? Porque? Si juntos éramos tan felices…-

Que? A que te refieres?-
no sabía a que se refería.

Porque tu engaño, porque? Que te falto? Acaso no te fue suficiente con todo el amor que te di -

Perdón? – se sorprendió de lo que dijo Darien lo que hizo que se empezara a enojar – yo nunca te engañe!...

– trato de decir pero el la interrumpio.
No mientas te vi! Por Dios te vi! –

Que sabes tu lo que paso? Ni siquiera me dejaste explicarte nada, te fuiste como un cobarde, tu celos no te dejaron que te explicara! –

le reclamaba – sabes? No puedes llegar aquí y empezar a reclamarme lo que no tienes idea, por mucho tiempo te busque y trate de explicarte las casos, pero no pude y ahora es tarde, las cosas simplemente ya pasaron y no quiero hablar de eso, no es lugar ni el momento, además ya me tengo que ir a casa, así que mejor me voy de aquí- dijo poniéndose de pie para marcharse

No… no te vayas…- se lo impidió tomándola por el brazo.
Mira si vine para acá no fue para estar contigo, ni para tener este tipo de conversación, solo fue casualidad, aparte tengo cosas que hacer – le dijo recordando que tenia que ir a ver a su pequeña y que ya se le estaba haciendo tarde.
Serena trato de forcejear un poco para poder safarse de su agarre, pero le fue inútil el era más fuerte y no la quería soltar, en un intento nuevamente por soltarse perdió el equilibrio y el la tomo por la cintura apegándolo contra su cuerpo quedando sus bocas muy juntas

No lo hagas, por favor no lo hagas – le suplico Serena

¿Hacer que? –

No me beses –
¿Quién te dijo que lo iba hacer? –

Sabes que no es necesario que lo digas –

¿Y porque no lo debería hacer? –

Porque trato de olvidare y si lo haces no lo voy a poder hacer –

¿Y si no quiero que lo hagas? –

¿Y porque no querrías hacerlo? –

Porque eres mi vida, a pesar de todo lo sigues siendo –

Cómo me puedes decir eso?
¿Acaso crees que soy un juguete que lo tomas cuando se te antojas y lo tiras cuando te aburre?

¿No te das cuenta que me haces daño? – las lagrimas comenzaron a brotas por los ojos de Serena

¿Y tú? ¿no te das cuenta que no puedo olvidarte? que trato de odiarte, pero te veo y se me olvida todo, que lo único que deseo es verte, que me duele saber que te hago daño, me duele no estar contigo, no poder besarte, por más que trato no puedo sacarte de mi cabeza –

No te imaginas todo lo que he sufrido por ti, no tienes idea –
Y tú no tienes idea, como quisiera borrar todo y comenzar de nuevo contigo, pero no puedo –

Ya es tarde para los dos, el tiempo paso y ya no hay nada que hacer acuérdate que ya tuvimos nuestra despedida, esto se acabo –

¿De verdad lo crees?

le dijo mirándola fijamente a los ojos
Si – le respondió en casi un susurro.

Entonces dime una sola cosa y yo no te vuelvo a molestar nunca mas –
¿Qué cosa? –

¿Me amas? – le dijo mirándola fijamente a los ojos

Si me dices que no, hasta acá quedo todo, te lo juro


Serena por mas que trato de decirle que no, fue imposible ¿Qué tenia ese hombre que la hacia doblegarse tan solo con mirarla? ¿Porque las cosas no podían ser más fáciles? Un rotundo si fue lo que pronunciaron sus labios, seguido de un intenso beso, ¿Qué significaba eso? Ni el mismo Darien lo sabia, a pesar de todo la felicidad se apodero en los dos, pasara lo que pasara algo más grande que el mismo amor por lo dos los unía, algo más grande que su hija,

¿Qué era? Ninguno de lo dos podía decirlo

A pesar de que ambos luchaban contra el amor que se tenían, era cosa de verse y saber que querían estar al lado del otro, un beso lo podía borrar todo, una caricia los podía llevar al cielo, un abrazo lograba sanar cualquier herida, solo una mirada bastaba para saber cuanto se amaban, ni el tiempo, ni la distancia podía borrar un amor verdadero, ni las mentiras, ni las traiciones, ni siquiera un engaño conseguía evitar el querer estar juntos, nada era más fuerte que ellos dos juntos.

Cuando lograron separarse a falta de aire, se quedaron mirando por un momento, en los ojos de ella, se podía ver cuanto lo amaba y lo necesitaba, en los ojos de el se podía ver se podía ver que el tiempo no había pasado, el mismo amor que le profeso hace 2 años atrás seguía ahí presente, ella era su vida como el bien lo dijo, ella lo era todo, sin ella la vida no tenia sentido, no lo había tenido esos dos años que pasaron lejos y no lo tenia ahora, que aun estando juntos en ese momento, no era lo que pasaría cuando cada uno partiera a su departamento, el destino unía sus caminos, pero ellos sin darse cuenta lo separaban.

Esto tiene que terminar – fue lo único que pudo decir Serena tras terminar el beso y dejar de verse.

¿Porque? –

Nos hacemos daño, aunque no queramos nos hacemos daño –

Lo se, pero no puedo evitarlo, Serena no se que tienes que me haces desearte, necesitarte y amarte cada vez que te veo –

Por favor Darien, acabemos de una vez por todo con este sufrimiento, no nos hace bien –

Esta bien, te prometo que voy a evitar volver a verte princesa – esta era la promesa más difícil y dura que alguna vez había tenido que hacer, podría prometer todo, pero no dejar de verla, aun así lo iba a intentar.

Gracias, yo también – le dolía tan solo imaginarse que no lo volvería ver, pero era lo mejor y los dos lo sabían – ya me tengo que ir a casa, es tarde.

Te puedo acompañar?... no quiero irme solo además vivimos en el mismo lugar –

Darien quiso aprovechar hasta el ultimo instante para estar con ella
Bueno – fue lo ultimo que pronuncio antes de empezar a caminar, el edificio donde vivían no quedaba muy lejos, así que caminando no se tardarían más de 10 o quizás 15 minutos en llegar, esos era los últimos minutos que pretendían estar juntos.

Aunque ninguno de los dos pronuncia palabra alguna, el trayecto no se hizo incomodo, a pesar de todo, el silencio entre ellos no era algo desagradable, lo disfrutaban.

Cuando llegaron se quedaron mirando un instante nuevamente, fundiéndose en el último beso, después cada uno se dirigió a su departamento, prometiendo no volver a verse.


CONTINUARA………………………..
avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 24.09.11 23:53

ESTAN HECHOS EL UNO PARA EL OTROOO TT-TT no tienen q estar separadooos! y cuando se va a enterar darien de rini?? (x ciertoo, rini es un amoor en tu historiaa ) pero si se entera no se va a enojar mas con serena por no decirle?? o tal vez no..AAAA AAAA necesitoo q continues esta historia por favor
pero de dos cosas estoy muy segura:
1) sos una excelente escritora con un talento innato para describir los sentimientos de los personajes, ademas de tener una gran imaginacion para hacer que toda la historia este perfectamente entrelazada
2)serena y darien se aman, y no pueden estar separados por mas que lo intenten. cuando dos personas se aman asi, nada las puede separar!!!
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por black conejo el 01.10.11 20:06

hola cap 7 miedo
El día de la inauguración del restauran "El bosque de Júpiter" llego y con ello el estrés de Lita y Andrew, tenían que ver todo lo relacionado

Los días seguían pasando y el día de la inauguración de "El bosque de Júpiter" llego y con ello el estrés de Lita y Andrew, tan solo le quedaban un par de horas y todo tenía que estar listo, los invitados, la cena, los platos, la bienvenida, las mesas, todo y al parecer aun faltaban cosas por arreglar.

Creo que ya solo falta, ver el lugar que va a ocupar cada invitado – le dijo Lita a Andrew mientras inspeccionaba que todo estuviera en orden.

Si, pero creo que hay un inconveniente –

¿Cuál? –

Es que no se donde voy a ubicar a Darien -

¿A Darien? – Pregunto sorprendida la muchacha.

Si a Darien –

Yo pensé que habías desistido de invitarlo –

Lo pensé, pero la verdad es que es mi amigo y esto es algo muy importante para mi, se merece estar aquí –

Pero no creo que quiera venir, también lo va hacer Serena –

Mira, no creo que por eso falte, en todo caso si llegase a no venir espero que sea por decisión propia no porque yo no lo invite, mejor olvídate de eso, los problemas entre Serena y Darien son de ellos, no nos tenemos que meter –

Bueno pero ¿que vamos hacer donde lo sentamos? –

mmmm… no se yo creo que con las chicas no más –

No creo que les haga mucha gracia –

Lo se, pero a lo mejor es buena idea – le dijo con un tono picaresco, algo se traía entre manos.

No me gusta mucho ese tono, pero si tu crees que esta bien, no es mi problema – le respondió con el mismo tono.

Las horas pasaron y con eso la caída de la noche llego, un grupo de amigas se encontraba ya sentadas en su lugar asignado, hablando de trivialidades, esperando a que todo comenzara.

Guaussss! Lita esto quedo de maravilla – exclamo Mina observando el lugar.

¿En serio te gusta? –

Claro esta precioso – confirmo Amy.

Espero que la comida este igual de rica – bromeo Serena

Ayy! Serena tu no cambias – la regañó Rei - ¿oye y dinos porque no viniste con Rini? –

Lo que pasa es que a esta hora ella ya esta durmiendo, además que siempre que salgo la dejo con la Sra. Tashimura-

¿Ella siempre te ayuda cierto?- le pregunto Amy

Si, desde antes de tener a Rini, siempre ha estado a mi lado –

Oye Lita –

¿Qué pasa Mina? –

¿Por qué hay dos asientos vacíos? Que yo sepa solo falta que llegue Andrew –

Es verdad – dijo Rei

Es que… alguien más se va a sentar con nosotros – dijo nerviosa la castaña, no estaba muy segura de cómo iban a tomar la noticia de que darien se sentaría con ellas, si bien no era su amigo más intimo tampoco era un enemigo ni un completo desconocido y debido a la insistencia de su novio no se pudo negar a aceptar la petición de este para sentarlo junto a ellas, además no tenían otro lugar.

¿Y se puede saber quien?- pregunto intrigada Serena, no sabia quien más podría sentarse con ellas.

Emmm ¿saben? tengo que ir a saludar a los invitados que están llegando – sin decir mas Lita se retiro, dejando a un grupo de amigas muy confundidas por su actitud.

Esta algo se trae entre manos – dijo Mina.

Poco a poco los invitados iban llegando, siendo recibidos por Lita y Andrew a la entrada para luego guiarlos hasta su mesa, entre ellos se encontraban, familiares, empresarios, conocidos, en fin gente a la cual no podían dejar de invitar y necesitaban que estuvieran ahí, cada cual con un elogio diferente al lugar, la verdad el lugar había quedado espectacular, si bien no era muy grande tenia un espacio suficiente como para recibir a unas 40 personas divididos en 25 mesas, había un sector privado, pero que por hoy no se iba a abrir ya que no tenían pensado hacer distinciones.

Cada uno estaba tan concentrado en lo que tenían que hacer que no se percataron que Darien ya había llegado, sino hasta que este se acerco a saludar.

Hola Andrew – lo saludo.

Hola! – Saludo Andrew muy entusiasmado, ya que por un minuto pensó que su amigo no iba a llegar - pensé que no ibas a venir –

Como iba a faltar a una coacción tan importante, se que este es uno de tus sueños así que no podía dejar de ser participe –

Me alegra mucho escucharte decir eso – le dijo con una sonrisa.

¿Y Lita? ¿Donde esta? –

Estoy aquí –dijo Lita acercándose para saludarlo de beso en la mejilla, acababa de llegar.

Vaya! Te ves muy guapa – la elogio Darien.

Tu no te quedas atrás – le respondió – me alegro mucho de que hayas venido

No me lo podía perder, además déjame decirte que el lugar les quedo estupendo, no había tenido la posibilidad de verlo antes de estar terminado-

Muchas gracias, pero ¿te guío hasta tu mesa? – pregunto la muchacha mirando a su novio con un cierto dejo de reproche, estaba nerviosa por la reacción de él y de sus amigas. – ¿o prefieres hacerlo tu? – dijo mirando a su novio.

Si mejor lo hago yo – le hizo una seña a Darien, para que lo siguiera.

¿Andrew? – dijo Darien

¿Si?-

¿Qué te traes? –

¿Por qué? – le pregunto un tanto nervios.

Porque te noto nervioso y la mirada que te hecho Lita, no fue la de una novia enamorada sino la de una novia reprochándole algo a su novio – este hombre si que era listo, lo había descubierto y no sabia que hacer.

Emmm… es que veras, no se si te guste la idea pero… -

¿Pero que? –

Es que tú mesa… -

¿Qué pasa con mi mesa? –

Es esta – le dijo apuntando la mesa donde se encontraban Rei, Lita, Amy y Serena, la cual tenían en frente.

Al ver que su mesa era la misma que compartían las amigas de su ex novia, su cara cambio de normal a seria, no esperaba este tipo de broma, por lo menos no ahora, su relación con Serena estos días no había sido de la mejor, en más de una ocasión Darien la busco rogándole perdón, pero esta decidió no hacerle caso, no es que no quisiera estar con el, sino que aun seguía dolida y no estaba segura si estar con él era lo correcto en este minuto o quizás ya no deseaba estar con el, estaba confundida, necesitaba tiempo, quería pensar las cosas con calma y tomarse el tiempo necesario para tomar las decisiones correctas, le agradaba saber que el la buscaba, pero no estaba dispuesta a perdonarlo tan rápido, a veces el amor no es suficiente para olvidarlo todo.

¿Perdón? ¿Estas seguro? – dijo serio mirando a Serena que se notaba contrariada.

Si, mira aquí es tu asiento – le apunto el lugar que quedaba justo en frente de Serena.

Todas quedaron sumamente sorprendidas al verlos y sobre todo al enterarse que el se sentaría con ellas, pero comprendieron de inmediato porque Lita se había comportado de esa forma, él era el ocupante del otro asiento y de seguro al igual que ellas estaba preocupada por la reacción de Serena.

¿Qué hace el aquí? – pregunto molesta Mina, en realidad no es que le molestara la idea, no tenia nada en contra de él, aunque debería por todo lo que le hizo a su amiga, pero no era así y simplemente sabia que esto podía incomodar a Serena y no quería que eso ocurriera.

No creo que esto se una buena idea – dijo Rei.

Si quieren mejor me retiro, de todas formas mañana tengo que ir al hospital temprano, yo vine a desearte suerte Andrew, no quiero incomodar a nadie – se defendió.

No, quédate, no creo que hayas venido solo a saludar, no es justo que te vayas, si es por mi yo no tengo problema – dijo Serena, si bien le incomodaba la situación no era justo para él, además ella se podía aguantar, no estaba sola como las otras veces, tenía a todas sus amigas ahí, así que mal no se iba a sentir.

Todas quedaron sorprendidas ante el comentario de la rubia, no estaban seguras si esta era una buena idea, pero tenían que respetar la decisión de su amiga.

¿Estas segura? – pregunto un tanto incrédula Amy.

Si, por favor, no quiero causar molestias, con Darien yo no tengo ningún problema, así que siéntate en tu lugar asignado – le dijo a Darien - podemos tener una conversación amena –

Aunque dudo un poco Darien prefirió aceptar, de cierto modo no le parecía tan descabellada la idea, iba a estar cerca de ella y a lo mejor pondría conseguir que ahora si lo perdonara o por lo menos lo tomara un poquito mas en cuenta, porque hasta ahora solo se habían dirigido la palabra para saludarse o para hablar de trivialidades que a ninguno de los dos le importaban o interesaban demasiado.

Estando ya todos en la mesa, dieron inicio a la inauguración, partieron con un pequeño discurso de parte de Lita y Andrew agradeciendo a todos los invitados por su presencia y sobre todo a sus amigos por el apoyo brindado en estos días, al terminar el lugar se inundo de aplausos hacia la pareja, dando así inicio a la cena, cada uno pidió el plato que más se le apetecía, la pareja se unió a sus amigos para compartir la cena y así comenzar una agradable velada.

Muy bonito discurso, casi me haces llorar – le dijo Mina a Lita

No seas melodramática Mina, en todo caso lo que dije recién es verdad, sin el apoyo de ustedes no hubiéramos logrado nada, así que muchas gracias – volvió a agradecer Lita, esta vez de forma mas personal.

No tienes de que agradecer, somos tus amigas y estamos para lo que necesites – hablo Amy

Recuerda que tus sueños también son nuestros – continuo Rei

Y si tu estas feliz nosotras también – termino de decir Serena, haciendo que a Lita se le arrancaran unas lagrimas de felicidad ante las palabras de su amiga.

Muchas gracias de verdad, pero ya no me hagan llorar mas jajaja y mejor díganme como esta la comida –

La verdad esta exquisita, solo como tú la sabes hacer – dijo Serena

Es verdad Lita, la comida realmente deliciosa – dijo Darien, que no había hablado en toda la noche, más que para decir lo justo y necesario, estaba nervioso y un tanto incomodo, Serena apenas le había dirigido la mirada y la palabra ni hablar.

Hasta que al fin dices una frase completa – bromeo Mina.

Mina! Por favor guarda tus comentarios – la regaño Rei.

Esta bien, pero es verdad prácticamente no has hablado –

No tengo nada que decir –

Cuéntanos como va tu trabajo en el hospital – dijo Amy tratando de iniciar un tema

Pues va bien, me gusta mucho mi trabajo, me encanta ayudar a los niños que van a mi consulta –

¿Te llevas muy bien con los niños verdad?- pregunto maliciosamente Mina, ganándose la mirada de reproche de todas las chicas y a la vez haciendo que Serena se atragantara con un trozo de carne y se pusiera a toser.

¿Serena te encuentras bien?- le pregunto Andrew mientras todos la quedaban mirando.

Eeee… si estoy bien – contesto nerviosa.

Bueno contestando tu pregunto Mina, si, me encantan los niños, son sinceros, dulces, traviesos y no tienen maldad en su corazón, por eso decidí dedicarme a la pediatría, si quiero ayudar a salvar vidas me gustaría hacerlo con personas que no tienen maldad en sus corazones y que a la vez son mucho más agradecidos que los mismo adultos, la sonrisa de un niño a veces te puede decir mucho mas que las palabras, tan solo con ver que el pequeño que un par de minutos antes llego sintiéndose fatal ahora se va con una sonrisa en su rostro y sintiéndose mucho mejor, por lo menos a mi me hace sentir orgullos de lo que hago – las palabras de Darien dejaron a todos helados no se imaginaban que el fuera capas de hablar con tanto cariño sobre su trabajo, en sus ojos se lograba ver la satisfacción que le provocaba hablar de ello, Serena que se había dedicado a escuchar en silencio lo que él decía, se comenzó a sentir mal, ¿Cómo era posible que le mintiera con algo tan importante a él? Al padre de su hija, sentía remordimiento, culpa, rabia, pena, un sin fin de emociones, sabia que lo que hacia no era lo correcto su hija y el tenían derecho a saber quienes eran, Rini tenia derecho a tener un padre y Darien el derecho de saber que tiene una hija, por lo que escucho se pudo dar cuenta de que seria un excelente padre y ella, ella se lo estaba negando por su egoísmo, por su miedo, su hija no tenia la culpa de nada y de cierta manera el tampoco, nunca se entero de que estaba embarazada así que no la abandono por eso, pero como decirle ahora, después de dos año sabes tienes una hija, se llama Rini y tiene dos años, no era fácil, ¿Qué le iba a decir el? Se lo ha estado ocultado todo este tiempo, teniéndolo al frente suyo, por suerte del destino hasta ahora no se habían encontrado cuando ella salía con su hija, cada vez que se iban de paseo sentía miedo de que el las fuera a ver, sabia que no debería, pero era algo que no lograba controlar, lo tenia al frente podía decirle la verdad ahora, aun así no era el momento, quizás mas adelante ¿Por qué?, tal vez porque su cobardía o el miedo que le seguía ganando, no se atrevía, ¿Cuánto mas iba a aguantar? Hasta lo que mas pueda, por ahora era mejor dejar esto hasta aquí.

¿Te gustaría tener uno? – volvió a preguntar maliciosamente Mina.

Si te soy sincero, si me hubieses preguntado esto hace un par de meses te hubiese dicho que no, siempre quise formar una familia, pero nunca me sentí realmente capacitado para tener uno propio, trabajo todo el tiempo con ellos, pero es diferente ayudar que estar a cargo, no se, mas hace poco conocí a una pequeña, muy tierna que me hizo cambiar de idea, ella es tan especial, no se me provoca sentimientos paternales, no tengo idea porque con ella me pasa eso y con otro niños no, espero algún día tener una hija como ella –

¿Hija? – pregunto intrigada Rei, aunque no le parecía lo que estaba haciendo Mina al preguntarle todo esto, las palabras de Darien se veían realmente sinceras.

Si hija, lo que pasa es que es que es una niña, no conozco a su madre y la verdad siendo sincero nunca me he preocupado por saber si quiera su nombre, solo se que tiene la misma edad de ustedes y que es madre soltera, el padre nunca apareció, es una lastima, no tiene idea lo que se esta perdiendo.-

¿y como se llama la niña? – pregunto Amy.

Se llama… -

Creo que ya es tarde, es hora de irme – interrumpió Serena, un tanto nerviosa por la conversación que estaban teniendo con Darien, ya no quería saber, prácticamente estaba describiendo su situación, no paraba de imaginarse que le diría si se enterara que tiene una hija como la que describe, si supiera todo, esto era algo que la superaba y lo mejor que podía hacer era irse, irse a descansar.

Pero ¿no te puedes quedar un rato más? – le pregunto Andrew.

No, creo que hasta aquí llego yo –

La verdad yo también tengo que retirarme, como dije temprano mañana tengo que ir a trabajar, mas encima tengo turno así que no me puedo quedar más tiempo – diciendo esto Darien se despidió de todos y se dirigió hacia la salida, minutos más tarde lo hizo Serena.

¿Qué te traes? –

Aaaaaaayy! – grito Serena producto del susto, no había visto que nadie la siguiera desde que salio del restauran – imbecil! – volvió a gritar al ver de quien se trataba.

Dime ¿Qué te traes? – el joven estaba serio.

¿Por qué? –

Te comportaste muy rara en toda la noche y prácticamente saliste corriendo cuando empecé a hablar – dijo Darien.

No es nada, simplemente no me sentía cómoda –

Así que era eso –

¿Por qué? –

Hasta cuando vamos estar en las mismas –

¿En las mismas? –

Serena no te hagas la tonta, por favor, ¿hasta cuando vas a dejar de hablarme? –

Yo no te he dejado de hablar – dijo seriamente la rubia.

Sabes a que me refiero –

Por favor Darien no quiero hablar hoy, otro día – le suplico

¿Cuándo? –

No se, otro día –

¿Cuándo? – insistió el joven.

Ya basta! Otro día, no se! Ahora no – grito Serena

Mírame – la tomo por los hombros obligándola a mirarlo. - ¿Cuántas veces quieres que te pida perdón?- dijo con un cierto tono de resignación

No quiero tu perdón quiero tiempo –

¿Tiempo para que? ¿Para saber si me amas? ¿para saber si quieres estar conmigo?¿para saber si realmente me puedes perdonar? – Grito – por favor yo se perfectamente que me amas, se muy bien que quieres estar junto a mi y se que ya me perdonaste ¿Qué quieres? ¿Tiempo? ¿Para que? ¿Que es lo que tiene tu cabeza que no es capas de decírmelo? ¿Que me ocultas? Por favor ya dime que es lo que ocultas ya no aguanto más! – Darien se encontraba al borde de la desesperación, ya no sabia que hacer, ¿Qué podía hacer? ¿Por qué se negaba hacer feliz a su lado?, estaba empezando a sospechar de que había algo mas, ¿pero que? Al parecer ella no quería contarle, se habían demostrado tantas veces el amor que se tenían, habían sufrido tanto por estar separados, cada cual por su lado, pero ambos han llorado por la ausencia del otro, por los malos entendidos, por no ser felices y ahora, ahora simplemente había que decir si, si quiero estar junto a ti, eran solo seis palabras, para ser felices, estaban a un paso de ser felices y ¿Qué ocurre? ¿No puede? ¿Por qué? No hay explicación para tanta necedad, ¿Por qué negarse a ser felices?

Darien estamos en plena calle, por favor aquí no –

¿Dónde? –

No empieces de nuevo –

Esta bien, si no quieres hablar aquí te voy a llevar a un lugar donde nadie no molestara –

¿Qué? No yo tengo que llegar a mi departamento –

Vas a llegar, no te preocupes – sin decir más tomo a Serena y la llevo, prácticamente a la rastra hasta su auto que se encontraba estacionado a un par de cuadras, por lo que no era mucho lo que tenían que caminar. Cuando ya estuvieron en el, se preocupo de poner el seguro del auto.

No vaya a ser que le de por arrancarse, conociendo lo arrebatada que es, mejor prevenir –pensó.

Serena reconoció de inmediato el camino, iban directo al edificio donde vivían ¿pero porque? ¿Acaso el lugar que se refería era su departamento? No ahí no podría ser, el por ningún motivo podía entrar a ese lugar, si lo hacia la verdad quedaría al descubierto, por un instante pensó que todo estaba perdido, que la verdad saldría a flote, pero ¿Cómo lo iba a evitar?, no sabia.

Tras unos 15 minutos llegaron a su destino, Darien ayudo a Serena a bajarse, esta iba tan sumida en sus pensamientos que no se percato que habían llegado, solo se limito a seguirlo, estaba asustada, aterrada por lo que podría pasar. Subieron al ascensor y llegaron frete al departamento de ambos, en ese instante fue en el que al fin reacciono.

¿Qué haces? – dijo la muchacha al ver que el joven algo buscaba en su bolsillo.

Busco mis llaves –

¿Qué? ¿No vamos a hablar? – dijo confundida por la reacción de el.

Si, te dije que te iba a llevar a un lugar donde nadie nos molestara, bueno aquí es, en mi departamento, por alguna razón te da pavor que sea en el tuyo, no se porque pero lo puedo ver en tus ojos, así que si no quieres que sea ahí, va a ser en el mío, no hay nada ni nadie que nos interrumpa, además si te quieres ir tu departamento queda enfrente así que no te vas a demorar mucho en llegar – dijo mientras abría la puerta, cuando ya estaba abierta la tomo del brazo y la hizo entrar, al principio Serena se resistía, pero después de un leve forcejeo entro, sentía como las piernas le temblaban y sus manos sudaban, en su vida nunca había estado tan nerviosa como ahora, lo peor de todo era que no sabia porque, no entendía, quizás esto era mas difícil que la vez anterior cuando se despidieron, tenia todas las posibilidades de ser feliz al frente, tenia al hombre que amaba pidiéndole que fueran felices, tenia su sueño hecho realidad en sus narices, pero aun así no podía aceptarlo.

¿Quieres algo de tomar? – ofreció Darien.

No, estoy bien – respondió mientras se acomodaba en uno de los sillones de la sala.

Bien, ahora dime –

¿Decirte que? –

La verdad –

¿La verdad? –

¿Qué me ocultas? –

Nada – mintió la joven

No me mientas, te conozco mas de lo que crees, se cuando mientes, lo puedo ver en tus ojos te estoy pidiendo por favor que me digas la verdad, no te voy a juzgar, no te voy a obligar a que estés conmigo, no te voy a pedir que te quedes a mi lado si es que realmente no quieres, pero dime la verdad que hay detrás de todo esto, se sincera, puedo aceptar cualquier cosa, pero por favor dime la verdad, ¿Qué es lo que te impide ser feliz a mi lado? –

Ahí estaba, la solución a sus problemas, le estaba dando la confianza para descargarse, para decirle todo, quizás ahora era el momento de contarle y hablar sobre Rini, decirle que era papa, que su amor había tenido frutos, tenia la posibilidad de aclarar las cosas, ser felices, no la iba a juzgar, pero ¿Por qué no podía? No era capas, ¿Por qué? Era fácil, tres palabras, tienes una hija y listo, serian felices por el resto de su vida, realmente parecía tan fácil, ¿pero porque las palabras no salían de su boca? ¿Por qué no podía? ¿Cómo iba a reaccionar el?, no era justo seguir mintiendo.

Serena reexpida hondo y dile, tu puedes, tres palabras y listo asunto arreglado, después sales corriendo, pero ahora dilo es fácil, tienes una hija, tienes una hija, tienes una hija, ¿ves? No es difícil – pensaba mientras se preparaba para decirle la verdad, respiro hondo y dijo – Darien…. Yo… no puedo… no quiero estar contigo – mintió, si definitivamente mintió, no fue capas, estuvo a punto, pero no le gano la cobardía.

Eso no es verdad – dijo acercándose a ella

Si lo es – se paro de su lugar al ver que Darien se acercaba.

¿Por qué te arrancas? –

No me arranco –

Lo estas haciendo ahora – cada vez se acercaba mas.

Mentira – trato de alejarse, pero no pudo ya que la pared se lo impidió

Ves, no puedes evitarlo, te da miedo que compruebe que todo lo que me dices no es cierto, ahora dime ¿Qué es lo que ocultas? –dijo encerrándola entre sus brazos y la pared.

Déjame, me haces mal –

Mírame – dijo mientras con una mano tomaba de su barbilla, y la obligaba a mirarlo – no me obligues a hacer lo que no quiero, ahora responde ¿Qué te da miedo? –

Nada, solo ya no quiero estar contigo –

¿Por qué? –

Necesito tiempo para aclarar mis sentimientos –

No creo que se eso, pero si es así yo voy a ayudar a aclararte – Serena no alcanzo a decir nada, pues sin que se pudiera dar cuenta o evitarlo sus labios estaban unidos, por una parte quería alejarlo, pero por otra quería que se quedara así para siempre, ¿Cómo le podía hacer esto? ¿Por qué? Si sabía perfectamente que no lo iba a rechazar, ¿Cómo podía hacerlo? Si sabía perfectamente que lo amaba, que lo único que deseaba era estar junto a él, hacer el amor, amarse por el resto de su vida, olvidarse del mundo, arrancar a cualquier lado mientras fuera con el, esta era la forma mas cruel de confirmar que lo amaba, los sentimientos eran mas fuerte que ella, por más que luchara contra su corazón, siempre perdía, ojalas pudiera correr, ojalas pudiera decirle que se alejara pero no era capas, ojalas las cosas fueran mas fáciles, lo tenia nuevamente junto a ella, besándola, demostrándole el amor que se sentían, diciéndole tan solo con un beso cuanto la amaba, si definitivamente el era su perdición, necesitaba alejarlo, pero sus músculos no reaccionaban, necesitaba decirle que se fuera que no podían estar juntos,¿Cómo alguien puede provocar eso?, si necesitaba alejarlo, necesitaba que desapareciera e su vida, pero necesitar no es querer y había que elegir entre uno de los dos caminos alejarse y seguir con su vida como hasta ahora o quedarse ahí y ser la mujer mas feliz del mundo, pero Rini, ella no tiene la culpa, pero como ser fuerte y revelar todo, había sido fuerte para afrontar a sus padres, había sido fuerte para empezar de cero, había sido fuerte para no renunciar a su hija, había sido fuerte al aceptar que el se fuera, pero no lograba ser fuerte para decir la verdad, el miedo la carcomía.

¿Ves? Te mueres por estar a mi lado – dijo Darien al concluir con el beso.

Eso no quiere decir que lo vaya a hacer – le respondió mientras trataba de alejarse.

¿Por qué? –

Ya te dije necesito tiempo – le dolia decirlo, como hubiese deseado aferrarse a el y olvidarlo todo, pero no.

¿Tiempo? ¿Tiempo para que? Serena no crees que ya es hora de que te decidas? Se que te dije que te iba a dar tiempo, pero no me agrada la idea de tener que esperarte el resto de mi vida, sin recibir nada, o ¿crees que me agrada hablar del clima cuando te veo? Han pasado días y cuando nos vemos te limitas a saludarme o a hablar de trivialidades que sabes que no me interesan –

Darien no es fácil, aun sigo confundida –

¿Confundida? Por favor, hemos tenido más de un encuentro y no te he visto muy confundida, ¿Por qué no sigues a tu corazón? Así como lo hiciste aquella noche en el bar, o cuando correspondiste el beso en el parque o cuando tu me besaste en el ascensor, se que aun me amas, me lo demostraste recién, pero no entiendo porque no eres capas de decidirte de una vez por todas has seguido lo que tu corazón dicta más de una vez que te cuesta hacerlo ahora y así ser felices los dos –

¿Quién te dice que ahora no lo estoy siguiendo? ¿Qué te dice que mi corazón no me dice que este a tu lado? ¿Quién te dice que el estar a tu lado es lo que quiero? –

Tú –

¿Yo?-

En el elevador el otro día, me dijiste que me amabas – le dijo mirándola a los ojos

A veces amar no es suficiente – bajando la mirada

Lo es en este caso, lo es –

No y ya mejor será que me vaya – tratando de zafarse de Darien, quien aun la tenia entre sus brazos y no pretendía dejarla ir.

¿Y me vas a dejar así? – dijo serio

¿Así como?-

Igual que cuando llegamos, ¿hasta cuando vas a seguir con lo mismo? –

Darien entiende que no puedo estar contigo –

Pero no me dices el porque, entiendo que no quieras estar conmigo pero ¿Por qué? – diciendo esto la tomo por la cintura acercándola a su cuerpo, lo cual puso nerviosa a Serena.

Darien…- susurro, no quería alejarse de el, quería permanecer a su lado, pequeñas lagrimas comenzaron a caer por su rostro, el miedo la inundo por completo y comenzó a temblar.

Serena… - al verla llorando y temblando, prefirió no seguir, había algo mas que por algún motivo no quería decirlo, pero iba a respetar su decisión si ella ya no quería estar con el, no se iba a rendir, tampoco insistir, sabia perfectamente que ella lo amaba y que en algún minuto iba a regresar a sus brazos, si era realmente tiempo lo que necesitaba se lo iba a dar, por ahora iba a dejar las cosas como estaban, le dolía en el alma tener que dejarla ir nuevamente, pero ya no podía hacer más, la tenia frente a el llorando y temblando, eso lo único que indicaba, era que le tenia miedo, cierto grado de decepción se apodero de el, ella no confiaba y tal vez tenia razón el la dejo y se fue sin decirle nada, solo porque no le creyó, a lo mejor se merecía todo esto, pero de eso se iba a preocupar después, ahora quería ver que Serena se encontrara bien, por lo que la abrazo fuerte y tomándola entre sus brazos la llevo hasta el sillón depositándola cuidadosamente en el, después de un rato la joven se calmo, pero aun temblaba, Darien seco sus lagrimas y la apoyo en su pecho, no quiso decir nada prefirió callar hasta que todo pasara, cuando ya por fin dejo de temblar se separo de ella y la miro a los ojos.

Ojala y te me borraras de mis sueños

y poder desdibujarte

Ojala y pudiera ahogarte en un charco

Lleno de rosas y amor

Ojala y se me olvidara hasta tu nombre

Ahogarlo dentro del mar

Ojala y que tu sonrisa de verano

Se pudiera ya borrar

Serena… yo ya no voy a insistir… - dijo tristemente – si tu quieres que me aleje, lo voy hacer, pero nadie me quita de la cabeza que aquí hay algo más, no te voy a pedir que me lo digas porque veo que no quieres, quizás como dices tu no puedes, aun así creo que puedes confiar en mi, no imagino nada que sea tan grave como para callarlo, en fin quiero que te quede claro que te amo, te amo mas que a mi vida que por ti renunciaría a todo, por ti lo haría todo, si es necesario para que tu seas feliz dejarte ir, lo voy hacer, eres libre de hacer lo que quieras, aunque eso signifique no estar a mi lado -

Vuelve corazón,

uh uh uh vuelve a mi lado

Vuelve corazón...

No vuelve, no vuelve, no vuelve, No...

Se sentía tan miserable por ocultar a su hija, no era capas de decirle la verdad, la culpa la estaba ahogando, se estaba hundiendo en sus sentimientos y nadie mas que ella tenia la culpa de todo, ya no era Darien quien la hacia sufrir, era ella misma la que se estaba haciendo daño y era conciente de ello, lo peor de todo es que inconcientemente para el o para su hija también los estaba arrastrando en su mentira, en realidad no hubiese podido decir si era una mentira, básicamente no lo era, pero si era una omisión, mas bien un engaño, los estaba engañando a los dos, a él por creerse libre sin mayores responsabilidades, hasta ayer hubiera pensado que le estaba haciendo un favor, pero hoy al escucharlo se dio cuenta de el verdadero mal que hacia, si el supiera que tiene un tesoro tan hermoso como es su hija, prácticamente igual a la pequeña que el menciono y que ella se lo estaba ocultando, ¿dejarla libre? ¿Era eso lo que realmente quería? Sabia perfectamente que no, que lo ultimo que desearía seria que el la dejara libre, ojalas lo pudiera olvidar, arrancarlo de su corazón, mas eso era imposible se había incrustado en el y no había forma de sacarlo de ahí.

Ojala y te me borraras para siempre de mi vida

Para no volverte a ver

Y ojala y te me borraras por las noches

En el día, para no volverte a ver

Y ojala y te me esfumaras de mis sueños

Vida mía

Para no volverte a ver

Nooooo, ni en sueños...

Darien se dirigió a la puerta y la abrió no era su intención echarla, no obstante necesitaba alejarla por lo menos por hoy, necesitaba tiempo para entender lo que estaba haciendo, si bien el era el que la había tomado la decisión de dejarla libre, el dolor que le provocaba su decisión no era menor, saber que estaba desperdiciando la oportunidad de ser feliz por ella le desgarraba el alma, pero era por el bien de ella y eso era lo mejor.

Como puedo yo borrar tus besos vida

Están tatuados en mi piel

Quiero de una vez por todas ya largarte

Y borrarte de mi ser...

Es mejor… que te vayas, discúlpame…por todo… - dijo mirando al suelo, no era capas de mirarla a la cara.

Sereno lo miro un tanto incrédula, la estaba echando y tal vez no solo de su departamento sino que de su vida también, camino lento hacia la puerta esperando que de alguna forma el se arrepintiera, por fin lo había conseguido, el ya no iba a insistir las cosas estaban marchando bien, había podido salir de esta, pero ¿Por qué se sentía tan mal, tan miserable? ¿Es que acaso no era esto lo que quería?, llego hasta donde se encontraba el, al lado de la puerta, no la miraba, tenia la vista fijada en el suelo, le tomo la mano para que la mirara y cuando lo hizo se quedaron un instante como si el mundo se hubiese detenido, nuevamente eran solo ellos dos, no había nada alrededor, no lo pudo evitar, su corazón mandaba, lo beso, lo beso tan fuerte, como si todo se fuera a acabar después de eso.

Ojala y la lluvia me ahogue entre sus brazos

Para no pensar en ti

O que pase un milagro o pase algo

Que me lleve hasta ti...

El aunque estaba un poco sorprendido por la actitud de ella, la tomo por la cintura y cerro la puerta, no sabia lo que estaba haciendo su mente ya no actuaba, al igual que ella, su corazón se apodero comenzando a actuar por el, sin dejar de besarla la llevo hasta su habitación depositándola en su cama muy delicadamente, le llevo tan solo unos segundos despojarla se su ropa, ella por su parte hizo lo mismo, lo necesitaba tanto, quería ser del demostrarle cuanto lo amaba, necesitaba saber que nada malo iba a ocurrir, que en sus brazos estaba a salvo de todo.

Vuelve corazón...

uh uh uh uh vuelve a mi lado

Pero no no no no vuelve corazón

No vuelve, no vuelve, no vuelve, No...

Solo ella conseguía hacerlo olvidar de todo, solo ella era capas de llenar el vacío que tenia dentro, solo ella era capas de sanar sus heridas, solo ella era capas de tenerlo en cuerpo y alma, el era de ella de nadie más, ella era la causante de sus problemas, pero a la vez la solución, la amaba tanto, su cuerpo, su olor, sus ojos, su piel, todo en ella era perfecto, tenerla ahí debajo del como en mas de una ocasión lo volvía loco, no fue mucho lo que aguanto estando separado, necesitaba ser uno con ella, necesitaba sentirse dentro, saber que ella lo deseaba tanto como el, así que estando ya desnudos se acomodo y comenzó con la danza del amor, podía ver como ella disfrutaba, se aferraba tan fuerte a el, como si temiera que algo malo pudiese ocurrir, podía ver en sus ojos cuanto lo amaba, cuanto lo necesitaba, tanto como el a ella, no quería acabar nunca con esto, sus gemidos eran música para sus oídos, solo ella era capas de hacer que su nombre sonara tan hermoso, solo ella tenia ese sabor tan especial en su piel, cada parte de su cuerpo era deliciosa, sus manos recorrían sus pechos, su cintura, su cadera, sus glúteos, mientras que las de ella recorrían su torso, dejando de vez en cuando pequeñas marcas con sus uñas.

Ojala y te me borraras para siempre de mi vida

Para no volverte a ver

Y ojala y te me borraras por las noches en el día

Para no volverte a ver

Y ojala y te me esfumaras de mis sueños

Vida mía

Y que no me lluevas más

Y ojala y que la lluvia me ahogue entre sus brazos

Para no volverte a ver...

¿Como podía pedirle que se fuera? ¿Cómo podía decirle que era libre? Si libre nunca iba a estar, era del, su cuerpo, su mente, su corazón, su alma, todo le pertenecía, libre nunca a ser, no solo porque no pudiese sino porque tampoco quería, había esperado tanto por volver a sus brazos, solo el sabia hacerla sentir mujer, solo el sabia como acariciarla, solo el sabia besarla, solo el era necesario para sentir que estaba en el cielo.

Ojalas fuera capas de olvidarlo y sacarlo de su vida, nunca quiso hacerlo, era difícil de aceptarlo, pero siempre lo espero, cuando se fue con su abuela, no había día que no lo recordara, pasaba horas mirando la única foto que tenia junto a el, acariciando su vientre mientras crecía, le hacia feliz saber que llevaba lo mejor de los dos en el, quería resistirse a sentir todo lo que sentía cuando lo tenia cerca, pero no podía era incapaz, como negarse al sentimiento más hermoso del universo, el amor.

Nooo, ni en sueños...

Pa´ que pares de llover...

Sueños... sueños... oooh mis sueños...

Poco a poco fueron sintiendo como el clímax llegaba, estaban agotados, Darien se dejo caer encima de ella, estuvieron así durante unos minutos ambos trataban de recuperar la respiración, Serena se mantenía abrazada a él con su rostro escondido entre el cuello y el hombro de él, por algún motivo tenia miedo de mirarlo a la cara ¿Qué era esto? ¿Una despedida? No, no era una despedida, entonces ¿era una reconciliación?, definitivamente tampoco era una reconciliación, mientras ella no confesara la verdad no podía haber ni una despedida ni una reconciliación, otra vez el miedo la invadía, ¿Por qué no era capas de decirlo todo? ¿Qué le pasaba? ¿Acaso dudaba de que el fuera un buen padre?, en lo absoluto, pero si sabia que el iba a ser un buen padre ¿Qué es lo que le daba miedo?, ¿su reacción?, si definitivamente era eso, ¿Qué le iba decir el? ¿Acaso la iba a dejar de amar por ocultarle algo tan importante?, pero entre más tiempo pasara más grave se volvería la situación.

De pronto sintió como lo abrazaba, lo abrazaba fuerte con desesperación, algo la perturbaba, algo pasaba por su mente que no la dejaba ser feliz, otra vez volvía la misma pregunta a su cabeza ¿Qué era lo que ocultaba?, ya no se lo iba a volver a preguntar, era algo que ella no estaba dispuesta a compartirlo, fuese lo que fuese solo esperaba que no fuera algo grave. Le correspondió el abrazo, quería hacerla sentir segura, la tomo y la acomodo entre las sabanas, sabia que aunque se lo pidiese no se iba a quedar con el, pero por lo menos así iban a estar mas cómodos.

¿Qué hora es? – Serena decidió interrumpir el silencio que los había envuelto.

Tarde – dijo sin siquiera mirar el reloj, poco le importaba la hora en este minuto – pero no lo suficiente para que te vayas aun.

No me puedo quedar aquí toda la noche –

¿Por qué no? – sabia que no iba a aceptar, aun así no perdía nada con intentarlo.

Tengo que llegar a mi casa -

Nadie te espera, además prácticamente estas en ella, vives en frente – este comentario provoco que Serena se incomodara, no podía decirle que la si esperaban, pero tampoco sabia como justificarse.

Bueno pero tampoco me quiero quedar acá – dijo seria, haber si de este modo ya terminaban con el tema, lo que mas hubiese deseado era quedarse con el abrazado por el resto de la noche.

Esta bien, ya no te molesto – le respondió en el mismo tono.

No es para que te enojes –

No me enojo – le dijo abrazándola, la verdad era que si se había enojado, pero no estaba dispuesto a arruinar este momento, quería aprovecharlo al máximo.

¿Hace cuanto que no estábamos así? –

Hace mucho, de hecho solo una vez lo hicimos – dijo provocando que Serena se sonrojara.

Verdad – fue lo único que dijo mientras se acomodaba en su pecho.

avatar
black conejo

Femenino
Edad : 34
Cáncer Perro
Cantidad de envíos : 292
Temporada Favorita : la ultima la 5
Fecha de inscripción : 01/02/2010

ficha de personaje rol
Personaje: misteriosos
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 02.10.11 0:22

que buena continuaciooon
me encanto la parte en q darien narra con tanta pasion porque le gusta su trabajo, la verdad q me llego al almaa

EXCELENTE continuacion, no puedo esperar para q darien se entere de riniii



voy a esperar por esa continuacion! suerteeeee!!!
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por serena:DDDtsukino el 09.10.11 17:21

continuala a tu tiempo (pero no tardes tanto claro) jaja, me encanto tu historia

esta muy linda
avatar
serena:DDDtsukino

Femenino
Edad : 25
Acuario Cabra
Cantidad de envíos : 228
Temporada Favorita : sailor moon super s
Fecha de inscripción : 21/09/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
0/0  (0/0)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 08.11.11 12:13

black conejo se te extraña en el foro!! cuando vas a darte una vueltita?jajaja ademas...quiero saber como sigue tu historia!!!! (esta y todas las demas ) es q son muy lindas y me qede con la intriga! bueno..espero verte pronto! jajaj
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Sailor Gaby el 30.11.11 14:33

Hay un problema con este fic... Lo reportaron como "plagio"...

Al parecer una chica ya habia publicado esta historia en otra pagina en el 2008...

Ella entro al foro, y me envió un MP con lo siguiente:

@Dandia Melon Pepino escribió:hola queria saber si tu sabes como puedo
contactarme con la administracion de la pagina, es que necesito resolver
un plagio de una historia q estan subiendo acá. Me seria de mucha ayuda
si me pudieses decir. Gracias !!

Le contesté, ye me respondió:

@Dandia Melon Pepino escribió:lo que sucede es que hace unos días revisando en internet me di cuenta que en esta pagina hay una chica que esta subiendo una historia (fanfic) a este foro según ella de su autoria, pero en realidad eso no es cierto, esa historia es mia de hecho la subi hace mucho tiempo a otra pagina (www.fanfiction.net) con el mismo nombre que esta aqui "Reencuentro, el destino nos une" solo que aqui esta como "un Reencuentro, el destino nos une" la verdad no me molesta que alguien lo publique lo que de verdad me molesta es que no sea sincera y se lleve los creditos cuando yo pase varios meses escribiendo esa historia.

El link es http://sailormoon-forever.nstars.org/t584p15-un-reencuentro-el-destino-nos-une#4770

Quisiera saber si pueden borrar esos post porque no me agrada el que este subiendo la historia sin ser sincera.

Muchas gracias espero que me puedas ayudar

PD: La historia esta aqui (la verdadera) http://www.fanfiction.net/s/4326387/1/Reencuentro_el_destino_nos_une

Pero no se quien dice la verdad ya que Black Conejo dice:

@black conejo escribió:hola soy yo cone otra vez saven pues en vista que mis dos fis a tenido
acetación decidi publicar otro este lo tenia en otro lugar y lo hice
parcial mene con una amiga pero ella me quiso robar el credito a si que
nunca lo terminamos y yo decidi que lo terminaria espero que les guste
siempre mis personajes centrales son serena y darien :><:
:><: aqui les dejo el cap 1...

Asi, que lo mejor que puedo hacer para resolver este problema, es enviar este fic a la papelera... Lo siento mucho por las lectoras, pero no se quien dice la verdad, y para evitar problemas, prefiero enviar el tema a la papelera, y no haré nada contra Blac Conejo, ya que nada me prueba que de verdad sea plagio...

Asi que Tema Cerrado, y enviado a la Papelera[u]
avatar
Sailor Gaby


Femenino
Edad : 23
Libra Gallo
Cantidad de envíos : 1456
Temporada Favorita : La clasica* xq es cuando serena y darien se conocen <3
Fecha de inscripción : 13/06/2008

ficha de personaje rol
Personaje: Sailor Moon
tipo de personaje: Sailor Interna
Experiencia:
0/100  (0/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Licke :D el 02.12.11 17:32

es una lastima que haya personas asi de deshonestas , no cuesta nada decir la verdad, no se cual de las dos dice la verdad pero me gustaria q hubieran dicho la verdad asi podia continuar leyendo este fic q en realidad era muy lindo. creo q voy a continuarlo en la pagina que dejo Dandia Melon Pepino.
realmente me molesta darle el credito de esta hermosa historia a quien en realidad no es su verdadera autora y siento mucho por quien la haya escrito de verdad porque se le esta desacreditando
su trabajo
avatar
Licke :D

Femenino
Edad : 20
Cáncer Rata
Cantidad de envíos : 2387
Temporada Favorita : Sailor Moon S
Medallas :
Fecha de inscripción : 26/01/2010

ficha de personaje rol
Personaje: sailor infinite
tipo de personaje: Sailor Externa
Experiencia:
100/100  (100/100)

Volver arriba Ir abajo

Re: un Reencuentro, el destino nos une

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Este foro está cerrado y no puedes publicar, responder o editar temas   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.